Inaugura septiembre descubriendo los mejores rincones de Gran Canaria

Una escapada a Canarias es siempre una opción perfecta. Solo con echar un vistazo a las posibilidades que nos brindan las islas será suficiente para que empieces a buscar vuelos, ya que cuentan con una temperatura media anual de 21 grados y con 3.000 horas de sol al año (¡hablamos del lugar de Europa con más horas de luz!). Las Islas Canarias tienen mucho que ofrecer para cualquiera que decida recorrerlas en coche, así que aprovecha bien septiembre para disfrutar al máximo de este paraíso.

Si tu destino es Gran Canaria, te recomendamos encaminarte hacia el norte de la isla y hacer por ahí una ruta. Descubrirás acantilados impresionantes, calitas escondidas, piscinas naturales, y muchos pueblos encantadores llenos de historia… ¿Listo para empezar? De Arucas a Agaete, puedes alquilar un coche y hacer la ruta en un día, o también demorarte en cada rincón y hacer que dure todo el tiempo que quieras.

5 playas de ensueño en la Costa Esmeralda a menos de 30 minutos de Olbia

¡Para los antiguos griegos, Olbia significaba la ciudad feliz y estás a un paso de descubrir el motivo! Miles de turistas que llegan cada año para disfrutar de su clima y de su naturaleza en el Parque Marítimo Natural de Tavolara.  Olbia es la puerta de acceso a todo un paraíso de lujo en la Costa Esmeralda y a playas de ensueño. ¡Ponte el bañador porque para allí vamos! 

6 ríos espectaculares para refrescarte este verano

A lo largo y ancho de la península, se esconden ríos espectaculares para refrescarte, donde darse un chapuzón en entornos naturales repletos de vegetación y aguas cristalinas, rincones con encanto para nadar y chapotear en mitad de la naturaleza: planes para que en este verano no todo sea playa. ¡Arrancamos!

Los 8 lugares más visitados de España

La palabra “viajar” suele despertar en nuestras mentes toda clase de imágenes: playas lejanas, culturas distintas, el paisaje desde un tren, largas carreteras en las que todo está por descubrir… Pero quizá cometamos un error de base, ya que esos sueños ideales transcurren pocas veces en España. El resultado puede ser que tengamos mucho mundo, hayamos recorrido varios continentes y conozcamos los rincones más remotos, pero no hayamos puesto un pie en lo que tenemos más cerca y que también vale la pena.

Todos los años se realizan listas de los lugares y monumentos más visitados por los extranjeros que pasan por España y los puestos superiores suelen estar ocupados siempre por los mismos destinos. Apunta la lista y ponte a hacer los deberes si todavía no conoces alguno de ellos. ¡Hay extranjeros que viajan a España para ver estas cosas!

7 restaurantes de autopista donde comer es casi una obligación

Hay vida más allá de las grandes cadenas de áreas de servicio, muy indicadas para un ‘pit stop’ al más puro estilo Fórmula 1 (gasolina, baño y bocata en 5 minutos), pero que se olvidan de quienes quieren disfrutar de las delicias gastronómicas de los pueblos de España.

Aunque a veces no lo pongan fácil, con remodelaciones y desdoblamientos de carreteras que dejan fuera de las principales vías a pequeños y auténticos locales, comer bien en carretera es más sencillo de lo que parece. Un consejo: Arriésgate en la próxima salida de la autopista, aunque no haya gasolinera, y evita los establecimientos en los que se detienen autobuses. ¡Te sorprenderá el resultado!

Rincones secretos de Europa

Los viajes en coche nos permiten llegar a lugares más inaccesibles que de otra forma no nos sería posible descubrir. Desde Goldcar os sugerimos tres rincones secretos en España, Francia e Italia donde perderse y disfrutar de espectaculares paisajes.

Ribera Sacra, España

La Ribera Sacra, uno de los mejores secretos guardados de Galicia, está a tan solo una hora y media en coche desde Santiago. Un lugar que despierta todos los sentidos, ideal para los amantes de la naturaleza, el arte, la gastronomía y el vino. El río Sil se encarga de moldear este hermoso paisaje, con un cañón cuya profundidad sobrecoge, al igual que los monasterios, iglesias y conventos de estilo románico diseminados a lo largo de estas tierras.

En las empinadas laderas, entre las escarpadas paredes rocosas que rodean la ruta se cultivan en bancales los viñedos de la Denominación de Origen Ribeira Sacra. Para contemplar la espectacular panorámica de cañones escarpados dirígete a Parada de Sil donde se encuentra el mirador de los Balcones de Madrid, lugar desde donde las mujeres veían partir a sus maridos emigrantes hacia la capital.

Parada obligatoria en el camino es el Monasterio de Santo Estevo, el monumento más bello de toda la zona, enclavado en un precioso bosque de castaños centenarios. Declarado Monumento Histórico Artístico y convertido hoy en un maravilloso parador, es perfecto para alojarse y disfrutar de su hermoso restaurante con terraza, que ofrece unas exquisitas vistas a las laderas del río Sil, sus cañones y sus laderas boscosas.

Cutigliano, Italia

Fuera del circuito turístico habitual de Italia, a 50 kilómetros de Florencia y 25 de Pistoia, en plena región de la Toscana, se encuentra la villa medieval de Cutigliano, uno de los pueblos y rincones más escondidos y pintorescos de Italia donde se puede disfrutar de la gastronomía, la naturaleza, el arte y la historia. Reconocido como uno de los “borgos” (pueblos) más bonitos del país, ostenta la bandera naranja por el Club de Turismo de Italia y conserva diversos monumentos históricos que bien merecen una visita, como el Palacio Pretorio, decorado con escudos de los “Capitanes de la Montaña”; la iglesia de la Madonna di Piazza, con un frente de altar de Andrea della Robbia; y la iglesia parroquial, situada al final de un camino repleto de pinos. Saliendo de Cutigliano, en las proximidades, se puede visitar la iglesia de San Bartolomé y apreciar en el interior la pintura florentina del siglo XVII.

Los alrededores ofrecen lugares apasionantes para los amantes de la montaña, desde la estación de esquí Doganaccia, hasta diversas rutas de senderos naturales que nos llevan a descubrir enclaves maravillosos como el lago Scaffaiolo, il Melo, Pianosinatico, Pian di Novello y Sestaione.

Pont des Tuves, Montauroux, Francia

A 160 kilómetros de Marsella, en el departamento francés de los Alpes Marítimos, en el interior, alejado de la zona turística costera, se esconde el pueblo de Montauroux, que alberga uno de los tesoros más pintorescos de Francia, el Pont des Tuves. Sobre el río Siagne, de aguas turquesas y cristalinas, se encuentra este puente construido en 1802 que conecta los pueblos de Montauroux y St. Cezaire. Un pequeño paraíso donde encontrar la calma y un lugar idílico para los amantes de la naturaleza, que podrán admirar la garganta del río y disfrutar de un baño en sus refrescantes aguas, aptas solo para los más valientes. Los aficionados al volante disfrutarán del camino hasta Montauroux, que transcurre por una carretera con un paisaje espectacular. Una vez allí, el pueblo también merece una visita; se trata de una villa medieval con mucho encanto, construida en torno a las ruinas de un castillo, con sus callejuelas estrechas y sus casas de piedra. El pueblo cuenta con diversos restaurantes donde disfrutar de la gastronomía típica de la zona, cafés tradicionales, así como una pequeña iglesia.