Qué hacer en Amsterdam y alrededores

¿Te vas de vacaciones a Amsterdam y todavía no sabes qué hacer en la ciudad? ¿No has planeado las excursiones a los pueblos cercanos? No te preocupes porque en Goldcar hemos recopilado un montón de consejos y recomendaciones para que sepas qué hacer en Amsterdam y alrededores.

Amsterdam es una ciudad muy viva y cosmopolita. Especialmente en verano, con días largos y soleados, tiene mucho que ofrecer. Su arquitectura, los característicos canales, las bicicletas, los coffee shops… y no nos olvidemos tampoco de sus museos. Amsterdam tiene muchos museos interesantes que vale la pena conocer.

Visitas imprescindibles en Amsterdam

  1. Museos: como ya hemos dicho, hay varios museos que no puedes perderte en Amsterdam. Sobre todo dependerá de tus gustos, pero nuestros imprescindibles son La Casa de Ana Frank, el Rijksmuseum y el Museo de Van Gogh. Junto al Rijksmuseum se encuentran las famosas letras de I amsterdam. ¡No puedes irte de la ciudad sin hacerte una foto junto a ellas!

 

  1. Canales: los canales de Amsterdam son uno de los emblemas de la ciudad. En total hay más de 500 puentes que cruzan los 80km de canales. No puedes perderte el Grachtengordel, el anillo de canales donde se encuentran los más importantes. Y si tienes la oportunidad, te recomendamos también hacer un crucero por los canales para ver la ciudad desde otro punto de vista.

 

  1. Casas flotantes: ¿te imaginas vivir en un barquito en el canal? Pues en Amsterdam hay más de 2.500 viviendas flotantes! No es que sean mucho más baratas que las viviendas normales, pero es una experiencia única. De hecho, si quieres probarlo en tu viaje, también hay casas flotantes habilitadas como alojamientos turísticos.

 

  1. Barrio rojo: este barrio es tal y como te lo habías imaginado. Sus neones rojos, coffee shops y prostitutas expuestas en vitrinas hacen del Barrio rojo uno de los más característicos y visitados de Amsterdam. La zona también vale mucho la pena por conocer la plaza del Nieuwmarkt o la iglesia más antigua de la ciudad, la Oude Kerk.

 

  1. Mercado de flores: es inevitable pensar en qué hacer en Amsterdam y alrededores y no hablar de los tulipanes, la flor típica de Holanda. Si no vas en la época en la que puedes ver campos y campos de tulipanes cerca de Amsterdam, al menos tienes que verlos en el mercado de flores. Este mercado data de 1862 y es uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad.

  1. Plaza Dam: esta plaza es una de las más importantes de Amsterdam por la cantidad de edificios destacados que hay. El Palacio Real, la Iglesia Nieuwe Pleiny o el museo Madame Tussaud. Las calles colindantes conforman la zona principal de tiendas y shopping.

 

  1. Vondelpark: el Central Park de Amsterdam, perfecto para un día de desconexión. Os recomendamos alquilar una bicicleta para recorrerlo y llevar algo de comida para hacer un picnic. ¡un planazo!

 

Qué ver en los alrededores de Amsterdam

Muy cerca de Amsterdam hay varios pueblecitos encantadores que puedes visitar en uno o dos días. La mejor opción es alquilar un coche porque así podrás parar donde tú quieras, especialmente si quieres ver los característicos molinos o los campos de tulipanes.

Aunque hay muchos pueblos bonitos, te recomendamos los siguientes:

  • Marken: este es el típico pueblecito pesquero holandés. Totalmente orientado al mar, con casitas de color verde o azul oscuro y al cual se llega a través de una carretera construida sobre el mar. Un lugar muy muy curioso y diferente a los pueblecitos pesqueros del mediterráneo.

 

  • Edam: el mercado de los quesos es la razón principal por la que tienes que visitar Edam. Este mercado se pone los miércoles de 10:30 a 12:30 y los sábados por la noche, por lo que si quieres visitarlo tendrás que ajustarte a su reducido horario.

 

  • Utrech: ciudad universitaria por excelencia, Utrech es uno de los núcleos más animados de Holanda. Pero además de por el ambiente, tienes que visitarla porque es una de las ciudades más bonitas del país. Se encuentra a 40km de Amsterdam.

 

¿Qué te ha parecido esta ruta por Amsterdam y alrededores? ¿Nos hemos dejado algún imprescindible? ¡Déjanos tus recomendaciones en un comentario!

Qué hacer en Sicilia en una semana

Esta semana nos vamos a Sicilia, una isla con toques mediterráneos y árabes, una isla de montañas y volcanes. Sicilia también cuenta con el título de isla más grande del Mediterráneo y por eso, si quieres conocerla entera, necesitarás algo más que una semana y un coche de alquiler para moverte libremente.

 

Desde Goldcar te proponemos todo lo que hacer en Sicilia en una semana para que no te aburras ni un segundo. Un montón de visitas culturales, paisajísticas y sí, también de relax, para que tu viaje sea inolvidable.

 

La costa oeste de la isla es mucho más mediterránea, mientras que la oeste, por su cercanía con África, cuenta con la influencia árabe.

Qué hacer en Sicilia

Si viajas a Sicilia en una semana, estas son las ciudades y lugares imprescindibles. ¡Tienen que estar en tu ruta!

 

  • Subir al Etna: El Etna es una de los principales atractivos de Sicilia. Este volcán activo tiene 3.322 metros de altura, que lo convierten en la montaña más alta de Italia al sur de los Alpes.

Tanto si eres de montaña como si no, tienes que subir al Etna para contemplar Sicilia desde las alturas. Se puede hacer caminando o en funicular (precio: 30€ aprox) o hacer una visita guiada. Prometemos unas vistas que os dejarán alucinados.

 

  • Catania: Es la segunda ciudad más grande de Sicilia por detrás de Palermo y otro de los imprescindibles que visitar en el país. Al estar situada a los pies del volcán Etna, ha sufrido sus erupciones en siete ocasiones. La última más catastrófica fue en 1693 y obligó a reconstruir la ciudad prácticamente desde cero. Es una ciudad que se ha ido construyendo y reconstruyendo a merced de las catástrofes naturales.

 

  • Taormina: Es una de las joyas turísticas de Sicilia. Está situada en lo alto del Monte Tauros. Taormina es muy conocida por las impresionantes vistas del teatro griego con la bahía de Naxos y el Etna al fondo.

Entre su patrimonio histórico también se conserva un castillo árabe, ubicado en el lugar de la antigua ciudadela. Si buscas playas, podrás acceder a las mismas mediante un teleférico que se instaló en 1992.

  • Siracusa: Siracusa es la ciudad griega de Sicilia y su importancia precisamente recae en el legado arquitectónico que dejaron los griegos. Está dividida en dos núcleos: uno más moderno y el casco antiguo, Ortigia, que empezó a desarrollarse en el siglo XII a.C. El Teatro griego, el altar de Hierón, el Arco de Augusto o la Necrópolis son algunos de los vestigios de esa civilización que han sobrevivido al paso del tiempo. Muchos de ellos son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

  • Noto: la Noto que conocemos hoy en día es fruto del desastre que arrasó la antigua ciudad de Noto. El terremoto de enero de 1693 arrasó la parte oriental de Sicilia y esta ciudad medieval quedó reducida a escombros. La Nueva Noto se diseñó para ser un estandarte del barroco italiano.

Los arquitectos que se encargaron de su configuración, la ordenaron por estratos sociales: una parte para la iglesia, otra para los nobles y otra para el pueblo.

 

  • Caltagirone: Aunque esta villa no tiene la misma fama que las grandes ciudades sicilianas, Caltagirone es para disfrutarla tranquilamente. La tierra sobre la que se asienta la ciudad es rica en arcilla, por eso hoy en día su promoción turística se centra precisamente en la producción de cerámica. Caltagirone es la ‘capital de la cerámica’ gracias a la tradición impulsada por los musulmanes sicilianos.

  • Villa romana del Casale: Esta villa se encuentra a apenas 7km de Piazza Armerina y es tan conocida porque tiene el complejo de mosaicos mejor conservado de la época romana. La Villa fue la residencia de Maximiliano, que fue emperador desde el 286 al 305 d.C.

 

  • Cefalú: esta si es una ciudad vacacional por excelencia. Termas romanas, playas de ensueño, historia y cultura. La zona del puerto pesquero es de las más concurridas, así como el casco antiguo. Sin duda una parada imprescindible en una ruta por Sicilia.

 

  • Palermo: ¡y cómo no! ¡Palermo! La ciudad más grande de Sicilia cuenta con una historia turbulenta llena de desastres naturales y crímenes de la mafia, pero eso no ha conseguido empañar todo lo bonito de esta ciudad. De hecho, su mezcla de estilos arquitectónicos es uno de los principales atractivos de la capital siciliana.

 

Si no sabías qué hacer en Sicilia o qué paradas hacer en tu ruta en coche de alquiler, esperamos haberte ayudado un poquito a decidirte. Como ves, Sicilia es un país lleno de historia y cultura, de paisajes formulados bajo el capricho de la naturaleza. ¿Te vas de viaje pronto? ¡Cuéntanoslo en un comentario o a través de Instagram con una foto!

Consejos para alquilar un coche en Islandia

Habrás notado que en los últimos dos años Islandia se ha convertido en el destino de moda. Así que recientemente hemos abierto una nueva oficina de Goldcar en el aeropuerto de Keflavik para que puedas alquilar un coche en Islandia con nosotros.

Algunas de las razones por las que Islandia está en boca de todos es su espectacular naturaleza virgen: auroras boreales en invierno, paisajes que parecen sacados de Marte, cascadas infinitas, lagunas en las que darse un baño, incontables estrellas y una fauna y flora completamente diferente a la que estamos acostumbrados en nuestro país.

 

 

Sobre todo debes tener en cuenta que alquilar un coche en Islandia es la forma más sencilla de moverte por el país. La Hringvegur o carretera circular, rodea la isla. Es la primera carretera de Islandia y cuenta con 1339km que conectan los principales núcleos urbanos.

Para hacer aún más fácil tu viaje por el país del hielo y el fuego, vamos a darte unos cuantos consejos para alquilar un coche en Islandia:

 

  1. Reserva tu coche con antelación: especialmente si viajas en temporada alta (verano), te recomendamos alquilar un coche en Islandia con unos tres meses de antelación. Aunque nuestra flota de vehículos es amplia, también hay mucha demanda en los meses de verano.

 

  1. Consulta el estado de las carreteras: es importante que durante consultes el estado de las carreteras y la climatología. Aunque de un lado a otro de la isla puede cambiar completamente, es importante ir bien preparado. No es probable que te caiga una gran nevada en julio o agosto, pero si en febrero o marzo. Eso puede hacer que corten alguna carretera. Aún así, en Islandia están más que acostumbrados a las precipitaciones y son bastante rápidos a la hora de retirar la nieve de las carreteras.

  1. La red de gasolineras más extendida es N1, pero también es la que suele tener precios más elevados. Te recomendamos las gasolineras que están ubicadas junto a grandes supermercados. Al igual que pasa en España, son algo más económicas.

 

  1. Reposta siempre que veas una gasolinera: lo cierto es que puedes intentar buscar una gasolinera más económica, pero debes tener cuidado. Si no tienes mucho combustible, reposta cuando veas una gasolinera porque no sabes cuando puedes volver a ver otra J Es la magia de viajar a un país que todavía conserva ese espíritu virgen.

 

  1. Las gasolineras son autoservicio y se pagan con tarjeta de crédito o débito.

  1. Elige bien el tipo de vehículo en función de las actividades que quieras realizar: especialmente en invierno preferirás escoger un vehículo 4×4. Como decíamos, la climatología suele ser más imprevisible y puede ser necesario contar con un vehículo potente.

Si no vas a salirte de la carretera circular principal y viajas en verano, puede que con un vehículo convencional sea más que suficiente.

 

Ya has visto que alquilar un coche en Islandia es muy sencillo y solo tienes que tener en cuenta algunos detalles. Ahora lo más importante que tienes que hacer es concentrarte en disfrutar de esos paisajes y vivir al máximo la experiencia!

Ruta por el sur de Francia: Toulouse, Burdeos y Montpellier

Francia no es solo París. Y el sur está lleno de pueblecitos medievales y castillos imponentes que podemos conocer en una ruta por el sur de Francia. En este caso, desde Goldcar os llevamos a conocer tres grandes urbes: Toulouse, Burdeos y Montpellier.

 

Dónde dormir en una ruta por el sur de Francia

Antes de planificar la ruta es importante que escojas cómo prefieres organizar el alojamiento. En este sentido tienes dos opciones:

  • Buscar alojamiento en cada una de las ciudades y pasar, por ejemplo, dos noches en cada una.
  • Buscar un alojamiento en Toulouse y desplazarte un día a cada una. Las distancias son relativamente cortas, unas 2h de trayecto separan a cada ciudad de Toulouse, que está en el centro.

Te recomendamos que escojas en función de los días de los que dispongas. Si tienes 6 días, puedes alojarte un par de noches en cada destino. Si, de lo contrario, no tienes más de 4, lo mejor será que duermas en Toulouse y hagas excursiones a Burdeos y Montpellier.

Cómo moverse en una ruta por el sur de Francia

Sin duda, la mejor manera es hacer una ruta por el sur de Francia es en coche de alquiler. La razón principal son todos esos pueblecitos en los que inevitablemente querrás parar. Montauban, Carcasone, Cahors, Marmande, Bergerac, etc. Una lista interminable de pueblecitos con encanto, muchos de ellos incluidos en la lista de los pueblos más bonitos de Francia.

Otra de las ventajas de hacer una ruta por el sur de Francia en coche es que no necesitarás documentación adicional, las carreteras son similares a las españolas, como lo es la señalización.

Dispones de oficinas de Goldcar tanto en Burdeos como en Toulouse.

Qué ver en una ruta por el Sur de Francia 

  • Toulouse: aunque es la cuarta ciudad más grande de Francia, no ha perdido el encanto de los pueblos del sur del país. Es perfectamente abarcable a pie. Además, es una de las ciudades universitarias por excelencia, acogiendo a unos 100.000 estudiantes cada año. Así que si lo que buscas es ambiente, ¡en Toulouse sobra!

No te pierdas el mirador de las Galerías Lafayette para entender por qué llaman a Toulouse ‘la ciudad rosa’.

  • Montpellier: Su corazón medieval, las callejuelas en las que perderse, los cafés y las plazas, las estilosas ventanas y fachadas teñidas en color miel, hacen que Montpellier sea una parada imprescindible en una ruta por el sur de Francia. Además, combina edificios con un diseño propio del siglo XXI con el arte medieval de antaño.
  • Burdeos: ¿hace un vinito? Esta ciudad puede que sea más conocida por su famosísimo elixir de los dioses, pero tiene mucho más por descubrir. Parte del desarrollo comercial de la ciudad se debe a su puerto fluvial. Es una ciudad patrimonio de la UNESCO donde pasear por su casco antiguo es una delicia.

Recomendamos especialmente recorrer la Place de la Bourse tanto de día como de noche. En frente del museo de la Aduana se han instalado unas fuentes de agua en las que se ve reflejado dicho edificio.

 

Como ves, una ruta por el sur de Francia es la escapada perfecta desde España. ¿Has hecho alguna ruta similar o vas a hacerla? ¡Déjanos tus consejos y recomendaciones en un comentario!

Un roadtrip por Madeira: lugares imprescindibles y consejos

Cuando pensamos en Portugal a menudo nos olvidamos de sus islas. Por eso desde Goldcar vamos a hacer un repaso de los imprescindibles de Madeira. Este archipiélago consta de varias islas no habitadas y las islas principales, Porto Santo y Madeira. En este caso te hablaremos de la más grande, Madeira.

Todas las islas son de origen volcánico. Entre otras muchas cosas, eso quiere decir que la orografía es irregular, llena de desniveles.  Por eso te recomendamos que, a la hora de alquilar un coche en Madeira, escojas uno con potencia, lo agradecerás en las pendientes.

Una de las ventajas hacer un roadtrip por Madeira en coche de alquiler es que orientarse por la isla es relativamente sencillo. Si tienes dificultades, siempre puedes utilizar un GPS o un mapa de carreteras de la isla.

Qué hacer en Madeira

  1. Recorrer el casco histórico de Funchal

El casco histórico de Funchal es precioso y está lleno de vida. Callejuelas, Street art, casitas bajas y mucho ambiente nocturno. Te recomendamos el Madeira Story Centre para conocer un poco más la isla en profundidad.

  1. Disfrutar de una vista panorámica de Funchal

Podrás hacerlo en la población de Monte. Se llega en teleférico y la panorámica de la ciudad es impresionante. Subir hasta Monte también vale la pena por descubrir los Monte Palace Tropical Garden, uno de los jardines botánicos más bonitos del mundo.

 

  1. Conocer la Fortaleza de Santiago

Esta fortaleza se construyó en 1614 para defender a Funchal de los ataques de corsarios. Hasta entonces la ciudad no había tenido ningún sistema de defensa y les costó la vida de muchas personas durante un ataque pirata en 1566.

Hoy en día acoge un museo y un restaurante con terraza (con unas privilegiadas vistas). Además, en su interior se suelen acoger diferentes actividades culturales durante los 365 días del año.

  1. Hacer una excursión

Como ya hemos comentado, Madeira está hecha para recorrer en coche. Y si eres un amante del senderismo y de la montaña, esta isla te va a enamorar. El Pico Arieiro, por ejemplo, cuenta con más de 1.800 metros. ¡Podrás ver Madeira por encima de las nubes!

Otra opción son las Levadas de Madeira. Estas rutas paralelas a las canalizaciones de agua son sencillas, para todos los públicos y encima son un espectáculo de la naturaleza.

 

  1. Visitar el Eira do Serrado

Este balcón o mirador es uno de los más impresionantes de toda Europa. Las vistas al Curral das Freiras son uno de los imprescindibles de Madeira.

 

  1. Bañarse en una piscina natural

La costa de Madeira no deja lugar a las playas entre acantilados y rocas. En cambio, la orografía del lugar ha formado piscinas naturales de aguas cristalinas que nada tienen que envidiarle a una playa.

  1. Ver cetáceos

Madeira es uno de los lugares en los que se pueden ver delfines, ballenas y otro tipo de cetáceos al aire libre. Te recomendamos contratar un paseo en catamarán para descubrir la costa sur de la isla y disfrutar de un día de sol y mar.

 

  1. Conocer Santana y sus casas típicas

Santana es conocido por unas edificaciones primitivas de la isla. Son construcciones en forma triangular y cubiertas de paja. No puedes irte de Madeira sin verlas!

 

  1. Probar la gastronomía típica

Ya que estás en Madeira, tienes que probar la espetada, una brocheta de carne de ternera que está espectacular. El marisco no se queda atrás en cuanto a calidad, y sea como sea, en tu visita tienes que probar la poncha. Esta bebida típica está hecha con aguardiente de caña de azúcar, azúcar y zumo de limón. ¡Rico rico!

  1. Despedirse de Funchal con un atardecer de película

Tan solo tienes que subir a la ladera de la montaña y disfrutar de las últimas horas de sol del día. Funchal tiene uno de los atardeceres más bonitos, ya que el sol se pone justo por detrás de la ciudad.

 

¿Qué te ha parecido esta lista de imprescindibles de Madeira? ¿Nos hemos dejado alguno? No te cortes y cuéntanoslo! Y si haces un roadtrip por Madeira en coche de alquiler, ¡mándanos una foto de la experiencia!

Qué hacer en Gijón y alrededores

¿Quieres que tus próximas vacaciones sean por España y todavía no sabes dónde ir? Pues atención porque te proponemos un destino en el que huir del calor y animar a la barriga y al corazón. Ese destino no es otro que Asturias y, en concreto, Gijón, una de las ciudades asturianas donde más se disfruta del verano.

Y para hacer tu viaje aún más sencillo, te contamos qué hacer en Gijón y alrededores. Todo lo que no te puedes perder, alguna recomendación gastronómica y un par de escapadas para las que te irá muy bien tener coche de alquiler. Si llegas al principado en avión, podrás alquilar un coche en el mismo aeropuerto de Asturias.

1.Paseo del Muro de San Lorenzo y la Playa de San Lorenzo: te recomendamos empezar tu paseo por Gijón en el paseo marítimo junto a la Playa de San Lorenzo. Esta extensa playa es una de las más emblemáticas de Asturias. Al final (o al principio, según se mire), se encuentra la Iglesia de San Pedro. Si te apetece un baño, prepárate para las frías aguas del Cantábrico!

2. Iglesia de San Pedro: Otro de los iconos de Gijón y la protagonista de muchas de las postales turísticas de la ciudad. Esta iglesia está en el Campo Valdés, a los pies de Cimadevilla. Se construyó entre 1945 y 1955.

3. Cerro de Santa Catalina y el Elogio: en esta zona verde sobre el barrio de Cimadevilla se encuentra el Elogio del Horizonte, una escultura de hormigón de Eduardo Chillida. Se trata de dos pilares que soportan una eclipse abierta. Da la sensación de que la escultura quiere abrazar el horizonte y lanzarse a volar. Si te sitúas en su interior, escucharás la música del viento. Es una de las sensaciones más bonitas e inolvidables del mundo. Uno de los lugares favoritos de todo el que visita Gijón.

4. Cimadevilla: es un barrio para pasearlo. Al ser la parte más antigua de la ciudad, también es una de las más atractivas. Cuenta con vestigios arqueológicos de la época del Imperio Romano, como la muralla o las termas.

5. Las letronas: no puedes irte de Gijón sin hacerte una foto con las letronas, las características letras rojas en las que se puede leer Gijón. Se ubicaron en 2011 en los Jardines de la Reina, junto al puerto deportivo.

6. La cuesta el cholo: Si te quedas en Gijón más de un día y coincide que hace buen tiempo, tienes que ver el atardecer desde La cuesta el cholo. Te compras unas pipas, un par de botellas de sidra y te sentirás como un asturiano más. Si te estás preguntando qué hacer en Gijón, este es el plan que no puede faltar en tu viaje.

7. Plaza del Ayuntamiento: el ambiente en la plaza del ayuntamiento, especialmente un domingo al mediodía, hay que vivirlo. Los bares llenos a rebosar, gente escanciando sidra y una plaza del ayuntamiento preciosa que data de 1867. Es habitual que en esta plaza se celebren ferias, conciertos, pregones y eventos en general.

8. Cómete un buen cachopo en Casa Carmen: aunque hay muchos lugares más donde comerse un buen cachopo en Gijón, este sitio es muy típico. Además, si vas con amigos, podéis compartir un cachopo para cuatro. Recuerda que volverás de Asturias con un par de quilos de más. Si hay algo imprescindible que hacer en Gijón, y en Asturias en general, es comer.

9. La Laboral: la antigua Universidad Laboral de Gijón es, a pesar de sus orígenes franquistas, uno de los lugares más vanguardistas de Gijón. Actualmente es la Ciudad de la Cultura y acoge el Centro de Arte y Creación Industrial.

10. El Jardín Botánico: se encuentra junto a la Laboral. Son 25 hectáreas de terreno con alrededor de 000 plantas de 2.000 especies distintas. El jardín se encuentra dividido en cuatro entornos: el cantábrico, la factoría vegetal, el Jardín Histórico de la Isla y el Itinerario Atlántico.

 

Escapadas cerca de Gijón

  • Pasar el día en la playa de Rodiles: si vas en verano, te recomendamos la playa de Rodiles. Muy amplia, con merendero y, si vas pronto por la mañana, encontrarás el aparcamiento prácticamente vacío (¡y además es gratis!)
  • Hacer la ruta del Cares: En Asturias la protagonista es la naturaleza, así que tanto si viajas en verano como en invierno, no puedes dejar de hacer alguna ruta de montaña. El inicio de la ruta del Cares se encuentra a una hora de Gijón, pero vale la pena. Son 25km pero sin grandes desniveles.
  • Visitar el Cabo de Peñas: es el cabo más septentrional de Asturias y, como te puedes imaginar, las vistas al mar Cantábrico son impresionantes. Bien vale una visita.
  • Visitar el Parque Natural de Somiedo, que está algo más lejos de Gijón pero es una de los 7 rincones españoles con más encanto natural para visitar en coche.

 

¿Qué te ha parecido? Ahora solo tienes que coger esta lista de cosas que hacer en Gijón y alrededores y empezar tu viaje!