Los coches más asombrosos de las series de televisión clásicas

Hay series de televisión clásicas que se recuerdan más por los coches que aparecían que por su argumento. Si te pidieran que cerraras los ojos y tuvieras que citar los dos primeros coches de series clásicas o antiguas, ¿cuáles dirías? Nosotros os pasamos nuestra lista:

  1. Ferrari Testarossa de 1986 y el (falso) Ferrari Daytona Spider de 1972 de Miami Vice. Hay que reconocerlo, en los 80 todo el mundo quería ser un poco como Don Johnson, lo único que no podían tener era su coche. Le copiaban hasta las americanas, con lo atrevidas que eran. Pura potencia, 390cv a 6300 rpm para alcanzar los casi 300 km/h mientras conduces por Miami Beach, ¿Quién no se lo pide? Para su compañero Sonny Crockett finalmente fue un espectacular Ferrari Daytona Spider de 1972. ¡Menuda pareja!

El Santo - Volvo P1800 - Roger Moore

  1. Volvo P1800 de 1962 de El Santo. Desde 1962 hasta 1969, el ladrón de profesión y detective por vocación, Simon Templar condujo este modelo por todas las carreteras de Europa casi por casualidad. Tras la negativa de varias marcas, supuso un éxito para Volvo, con un modelo que no había triunfado en el mercado por su elevado precio (mayor que el del Jaguar MK II y sus bajas prestaciones, de 0 a 100 en 12,5 segundos). A Roger Moore le sentaba como un guante.
  1. Pontiac Firebird Trans Am 1982 de El coche fantástico. Sin duda, y por méritos propios, el coche más famoso y deseado de la televisión: de 0 a 100 en 5,4 segundos, aunque en la serie parecía un poco más, ya que les gustaba recrearse en ese plano. 211 km/h de velocidad máxima, alerón trasero espectacular. Un coche sensacional en la realidad y aún más en la ficción porque KITT contaba con inteligencia propia, Turbo Boost, antibalas y rayos X, entre otras muchas cosas. ¡El coche y el protagonista perfecto!

Columbo - Peugeot 403 Cabriolet

  1. Peugeot 403 Cabriolet 1960 de Columbo. Sin ser un gran coche en prestaciones ni diseño, es también uno de los más populares de la televisión, ya que se introdujo para hacer aún más ridículo a un personaje que hace de este defecto su mayor virtud. Pequeño, con sólo 58cv y un estado de conservación lamentable, como el del propio Columbo, es su única herramienta para luchar contra el mal.
  1. Ford Mustang Cobra II de 1976 de Los Ángeles de Charlie. Sí, aunque muchos no recuerden bien, detrás de estas increíbles actrices de los años 80, había un gran coche. Un Mustang de aspecto temible y salvaje en las carreteras, pero que bajo el capó mantenía las prestaciones de modelos anteriores. Entre estas mejoras estéticas que incluía encontrábamos la reminiscencia de los Mustang Shellby con las franjas superiores de color, alerones, falsas tomas de aire falsas, persianas… ¡El sueño americano!

Sunbeam Tiger Roadster - Superagente 86

  1. Sunbeam Tiger Roadster de 1965 del Superagente 86/strong>. Aunque todo estaba preparado para que Max condujera un Ferrari 250 GT Cabriolet, sólo lo hizo en el episodio piloto de la serie. Curiosamente el Sunbeam, el coche más conocido de la serie, apareció en dos únicas temporadas, pero era el que más posibilidades de personalización permitía a los productores, como armas secretas.
  1. Ford Gran Torino 1976 de Starsky & Hutch. Como no podía ser de otra forma, hay otro Ford en esta selección. El Torino rojo con la raya pintada en los laterales que recorría las calles de California, el sitio perfecto para hacer realidad el mito de “El país de las oportunidades”. Auténtico símbolo no sólo de la serie, si no de toda una cultura.

¿Estaban en la lista los dos coches por los que se te preguntaba al principio? ¿Cuál te falta? Faltan muchos, otros no coincidirán con los gustos de cada uno, pero sin duda que todos causan un profundo recuerdo y más de una sonrisa.