Los 7 coches más raros jamás diseñados

El mundo del diseño de los automóviles ha evolucionado mucho desde sus comienzos, pero al final todos los coches parecen ser iguales. Parecidos, por lo menos. A veces pasa, pero en general no es habitual ir por la calle y quedarnos de pronto boquiabiertos delante de un turismo por ser diferente, directamente raro.

¿Significa esto que no existen los coches extraños? Por supuesto que no. A lo largo de la historia han sido fabricados coches muy extravagantes, ya sea por su apariencia o por sus funcionalidades. ¿Cuáles son? Estos sonlos 7 coches más raros jamás diseñados:

1. Pyramid Dream Car

¿Cómo es el coche de tus sueños? Greg y Chris Zanis, padre e hijo, lo tenían claro: con forma de pirámide. Como no encontraron ninguno en el mercado, tuvieron que construirlo ellos en su garaje. Es eléctrico, puede alcanzar los 70 km/h, aunque tiene una autonomía de 130 km y tarda cuatro horas en cargarse…

2. Coche Cupcake

Foto: Marcus Neiman
Foto: Marcus Neiman

Sí, la moda de los cupcakes ha llegado hasta el universo de la automoción. No es demasiado práctico con sus 11,3 km/h como velocidad máxima, pero ¿a quién no le gustaría conducir un vehículo tan especial? Fue diseñado para el festival Burning Man (donde se ven muchos coches extravagantes), pero es posible comprarlos por 25.000 dólares.

3. Flatmobile

flatmobile002
Foto: Flatmobile

El coche más plano del mundo fue construido por Perry Watkins en 2007 y parece simplemente un coche al que se ha cortado todo lo que sobresale por encima de las ruedas. ¿Cuál es su altura? ¡Solo 50 centímetros! Fue subastado en 2012 y vendido finalmente por poco más de 12.000 euros.

4. WaterCar Python

watercar
Foto: Frank Filipponio

¿Por qué no son más comunes y populares los coches anfibio? Quizá en el fondo se trate de algo poco práctico, pero ver el WaterCar Python hace que uno sienta ganas de tener uno de estos vehículos: un Corvette combinado con una lancha motora que puede pasar de la carretera al agua solo pulsando un botón para que las ruedas se retraigan.

5. Rinspeed Squba

squba

¿Lo del coche-lancha te parece poco? ¿Qué tal un coche-submarino? El Rinspeed Squba es lo que estás buscando: inspirado por la película de James Bond “La espía que me amó”, Frank M. Rinderknecht usó el chasis de un Lotus Elite como base y creó este coche que se sumerge bajo el agua. Es descapotable y es el peso del agua al inundar el vehículo el que hace que se hunda, por lo que sí, los pasajeros deben llevar equipo de buceo. En caso de emergencia escapar es fácil.

6. Peel P50

Peel P50
Foto: Philip Kromer

¡El coche más pequeño del mundo! Aparcar nunca fue tan fácil. Fue producido en 1963 y 1964 y se crearon un total de 50 unidades, tiene solo tres ruedas y todas las características necesarias para que sea legal conducirlo por las carreteras británicas. Tiene capacidad, según su publicidad, para un adulto y una bolsa de la compra. ¿Cuánto mide? 134 cm de largo y 99 cm de ancho. Pesa solo 59 kg.

7. Colim

colim-caravan_619
Foto: Christian Susana

Una caravana que se divide en dos: puedes dejar la parte de la “casa” aparcada e ir con el microcoche que sale de su parte inferior a hacer recados… ¡al volver tendrás dónde aparcar! Diseñado por Christian Susana, tiene capacidad para 4 personas (solo dos en la parte del coche).

¿Te gustaría conducir alguno de estos coches?