5 consejos para conducir en Italia

¡No tengas miedo! Conducir en Italia no es tan peligroso como lo pintan y casi todas las normas son las mismas que en España (muchas a nivel europeo), así que no tendrás mayor problema. Además, su red de carreteras es casi un sueño: 6.400 km de autopistas y casi 288.000 km de carreteras secundarias.

Si estás a punto de hacer un viaje a Italia y entre tus planes está alquilar un coche, seguro que te has encontrado con las dos opiniones: los que te dicen que sí, que conocer Italia en coche es muy bonito (Roma, Bérgamo, Bolonia, Cagliari, Milán, Pisa, Sicilia), y los que te llaman loco diciendo que te arrepentirás, que no hay nada más salvaje que una carretera italiana (o, más bien, sus conductores).

¿Necesitas estar algo más seguro? Estos son 5 consejos para conducir por Italia.

1.- Evita las ciudades. ¿Qué sentido tiene conducir por ciudad cuando tú estás ahí para hacer turismo? Deja el coche en algún parking (el del hotel, si tiene, suele ser la mejor opción) al llegar y olvídate de él hasta que vuelvas.

Te ahorrarás conducir por calles estrechas y desconocidas entre conductores que se exasperarán de tu lentitud y dudas. Por no hablar de encontrar sitio para aparcar o esos momentos en los que te encuentras en una Zona de traffico limitato, donde solo pueden circular vehículos autorizados (y tú no eres uno de ellos).

2.- Prepárate para los peajes. Un 90% de las autopistas de Italia son de pago, así que te puedes hacer a la idea de que gastarás mucho si decides seguir las señales verdes: porque sí, en Italia, las señales de autopista son verdes y no azules como en España. ¡No te confundas!

conducir en italia
Foto: Paolo Margari

3.- Cuidado con los límites de velocidad. Aunque es posible que en muchos momentos creas que no hay límites (a juzgar por la velocidad de otros vehículos), sí que los hay, y lo mejor es curarse en salud y cumplirlos.

Las carreteras italianas cuentan con cámaras que son las que detectarán si vas rápido y emitirán una multa de forma automática (y la pagarás igual, aunque estés en el extranjero y con un coche alquilado).

4.- Entiende el lenguaje ¿corporal? de los otros coches. Los conductores italianos son muy de comunicarse con otros: ¿cómo? A través principalmente de las luces y la bocina.

Si el coche que va detrás de ti te hace luces, especialmente si va bastante pegado, posiblemente te esté pidiendo que te apartes un poco porque te va a adelantar. Si uno de frente hace lo mismo, puedes esperar un control policial en pocos metros.

La bocina puede significar casi cualquier cosa (como también pasa en España, en menor medida).

5.- Mantén la calma. Esto es lo más importante, en Italia y en cualquier lugar del mundo. Conducir por el extranjero puede ser estresante al principio, al no conocer las costumbres de los conductores, pero no pierdas la calma.

Respira y vete aprendiendo poco a poco. Ten en cuenta que, especialmente por el sur, algunos conductores pueden volverse bastante agresivos, así que mantén una actitud zen y todo irá bien.

¿Te sigue dando miedo? Opta por lo más relajante y seguro: buscar carreteras perdidas, de esas en las que te encontrarás a muy poca gente.

 

En On Gold Road, rutas por Italia en coche:

Descubriendo Cerdeña en coche: ruta por la costa oeste
6 extrañas celebraciones populares en Europa
Pasando de la Mafia: ruta en coche por Sicilia