Cómo hacer que tu viaje en coche sea más verde estas vacaciones

Estando en pleno verano y disfrutando ya -o apunto de comenzar- unas merecidas vacaciones, es difícil no dejar que nuestra mente divague hacia otras latitudes y momentos, deseando hacer que el reloj vaya más rápido hasta alcanzar el día en el que empiezan los dias de descanso. ¿Irás a algún sitio? ¿Cómo viajarás? ¿Tienes pensado coger un coche en algún momento del camino? Si es así, aunque vaya a ser solo un día, hay algo en lo que deberías pensar: el medio ambiente.
¿Es posible irse de viaje en coche, hacer un road trip en toda regla, y a la vez cuidar del medio ambiente? ¡Por supuesto! Como en todos los aspectos de nuestra vida, también en la carretera podemos ser más verdes y ecológicos. ¿Lo mejor? No es nada difícil. Solo tienes que seguir estos consejos para hacer que tus viajes en coche sean más respetuosos con el medio ambiente:
1. Ve ligero de equipaje. Cuanto más cargues el coche, más consumirá y más CO2 emitirá a la atmósfera. Piensa bien en si necesitas todo eso con lo que has cargado el coche y recuerda que por el camino podrás comprar cosas, suponiendo que al final sí necesites eso que has dejado en casa. Si compras en tiendas pequeñas, además, contribuirás a impulsar el comercio local, algo siempre recomendable.
2. Practica la conducción eficiente. ¿Te has parado alguna vez a pensar si conduces bien? Y no nos referimos a tus habilidades para aparcar o a lo bien que coges las rotondas, sino a cómo tu forma de conducir influye en el consumo de tu coche. Hay tres reglas para esto: evitar frenazos, evitar acelerones e intentar ir siempre con la marcha correcta.
3. Cuidado con el aire acondicionado. Sí, sí, hay situaciones en las que es imprescindible, no vamos a decirte que renuncies a ellas. Pero ¿y esos momentos en los que vas por carretera secundaria? ¿no sería mucho más agradable abrir las ventanillas? Que sí, es un arma de doble filo porque la resistencia que hace el aire en esa situación hace que se consuma también más, pero desde luego menos que con el aire acondicionado a tope.

 

4. Explora las ciudades a pie o con transporte público. Conducir por ciudad es por lo general bastante frustrante y cansado. Además, las continuas paradas por tráfico o en semáforos o pasos de cebra hacen que tu coche consuma más… ¿por qué no dejarlo aparcado los días que vayas a pasar allí? Olvídate de él, de tener que dar vueltas buscando dónde aparcar, de tener que estar atento para pagar el parking o cambiarlo de sitio. Muévete en transporte público o a pie, que es como se conocen mejor los lugares y vuelve a coger el coche cuando te vayas de la ciudad o quieras hacer una excursión de día.
5. Ten claro tu itinerario. Sí, lo bueno de los viajes en coche es la flexibilidad, pero tener un itinerario más o menos claro evitará también dar muchos palos de ciego y hacer kilómetros inútiles. Saber qué vas a hacer y qué lugares quieres visitar te ayudará no solo a disfrutar del viaje, sino también a ahorrar combustible al evitar dar vueltas indecisas o cambiar de idea cuando llegas a un sitio.

Foto de portada: Sang Yun Lee