Por qué alquilar un coche en tus próximas vacaciones

¿Estás ya pensando en tus próximas vacaciones? Seguro que sí. Quede mucho o poco para poder disfrutarlas, lo cierto es que no podemos evitar fantasear con todo ese tiempo libre que tendremos y qué hacer con él. Y viajar, por supuesto, es siempre una de las actividades estrella. Dependiendo de cuánto tiempo (y dinero) tengamos, iremos más o menos lejos, haremos viajes más o menos ambiciosos, pero lo cierto es que cualquier desplazamiento a un lugar que no es el de nuestro día a día es siempre bienvenido. ¡Estamos rodeados de maravillas desconocidas y rincones perfectos por descubrir!

Una vez decidido que nos vamos de viaje, toca pensar en el destino y, por supuesto, en el medio de transporte que escojamos. Sea cerca o lejos, el coche es una opción que no debemos descartar. Además, gracias a empresas de alquiler como Goldcar, da igual a dónde vayas, siempre podrás tener un coche con el que moverte con más libertad. Pero ¿por qué optar por esto? Estas son algunas razones.

1. Libertad de horarios y destinos: estás en control.

Al no tener que depender de autobuses o trenes, tú decides cuándo y adónde ir. La libertad que te da un coche es también tranquilidad, ya que no tendrás que estar pendiente de si vas a perder el autobús o limitarte al itinerario preestablecido por las rutas de transporte.

2. Flexibilidad.

El coche hace que todos los viajes sean más espontáneos y te otorga capacidad de improvisación. ¿Que de pronto pasas por un pueblo en el que no contabas parar pero que te parece muy bonito? ¡Nada te impide hacer esa parada extra! ¿Que alguien menciona un lugar que queda fuera de camino pero que es imprescindible? ¡Cambiar el itinerario en pleno viaje es posible! De hecho, al viajar en coche puedes hasta salir sin haber pensado un destino claro y simplemente dejarte llevar y sorprender.

3. Acceso a lugares a los que no podrías llegar sin coche.

Esta es otra de las grandes ventajas de alquilar un coche: normalmente los alrededores de los lugares a los que viajamos quedan inexplorados, no porque no valgan la pena, sino porque llegar a ellos es difícil. Puede que estén conectados por tren o autobús, pero normalmente con poca frecuencia y horarios que te convienen poco. En coche puedes llegar de forma mucho más sencilla.

4. Libertad de equipaje.

Olvida las restricciones que imponen muchas veces en el transporte público o lo de tener que usar consignas en estaciones para no tener que cargar con la maleta por toda la ciudad: ¡si vas en coche puedes llevar contigo todo lo que quieras! Además, puedes parar en un lugar en el que no tengas hotel y dejar las cosas en el maletero en vez de tener que llevarlas contigo a todas partes.

5. Charlar y cantar.

Por supuesto, lo mejor de los road trips es la experiencia en sí. Compartir el coche con amigos o con tu familia ofrece una oportunidad perfecta para charlar, ponerse al día, cantar la música que habéis elegido para el viaje (otra de las grandes ventajas de ir en coche), o simplemente compartir el espacio y el paisaje que veis por la ventanilla en silencio. Los viajes en coche unen mucho y a la vuelta tendréis muchas más cosas que contar.

Foto: Marco