restaurantes de carretera

7 restaurantes de carretera donde comer es casi una obligación

Hay vida más allá de las grandes cadenas de áreas de servicio, muy indicadas para un ‘pit stop’ al más puro estilo Fórmula 1 (gasolina, baño y bocata en 5 minutos), pero que se olvidan de quienes quieren disfrutar de las delicias gastronómicas de los pueblos de España. Hoy te queremos descubrir 7 restaurantes de carretera que alguna vez deberías visitar.

Aunque a veces no lo pongan fácil, con remodelaciones y desdoblamientos de carreteras que dejan fuera de las principales vías a pequeños y auténticos locales, comer bien es más sencillo de lo que parece. Un consejo: Arriésgate en la próxima salida de la autopista, aunque no haya gasolinera, y evita los establecimientos en los que se detienen autobuses. ¡Te sorprenderá el resultado!

restaurantes de carretera
Fotografía de Hotel Landa
  1. A1 – Autovía del Norte: Atravesando la provincias de Segovia y Burgos no es difícil viajar pensando en un lechazo asado en horno de leña y El Lagar de Milagros (salida 146) presume de tener uno de los mejores. Además, deleita con carnes de caza escabechadas, excelentes embutidos de matanza, guisos caseros y su más que famoso bacalao estilo Lagar. Para los que prefieran continuar un poco más el viaje antes de hacer parada y fonda pueden conducir hasta Burgos(salida 235) y hacer escala en el Hotel Landa. Lo reconocerás por su torre del siglo XIV y agradable patio.
  1. A2 – Autovía del Nordeste: En Guadalajara, casi a una hora de Madrid se encuentra un fijo de los camioneros, y si ellos paran será por algo. Es la llamada Área 103 o antigua Venta de Almadrones (salida 103). Buenos pinchos y montaditos, bocadillos calientes más que aceptables e interesantes carnes a la brasa. Suele estar lleno. Por la provincia de Zaragoza a la altura de Bujaraloz (salida 390), encontramos el Mesón Aragonés. Para chuparse los dedos el churrasco con guarnición y salsa casera secreta.
  1. A3 – Autovía del Este: Mientras se conduce por la tierra de las Ventas, cada vez se ven menos a pie de carretera, pero las que quedan son de excelente calidad, y las posibilidades gastronómicas son muchas. Tanto es así que se podría desayunar en la Venta San José productos típicos de Cuenca (salida 124), almorzar en  Marino (salida 168), con sus increíbles bocadillos de carne a la brasa, y comer en la Venta de Cancarix (Hellín, Albacete) ya de camino a Murcia o Alicante. Pares donde pares, ¡No te olvides la caja de Miguelitos de La Roda!
restaurantes de carretera
Fotografía de Venta del Quijote
  1. A4 – Autovía del Sur: Durante el viaje en el que se encuentra el bar de carretera de España, Casa Pepe (Venta de Cárdenas, Ciudad Real), más conocido por su decoración, anclada en el pasado, que por su cocina basada en tapas y rabo de toro estofado, es recomendable reponer fuerzas en Puerto Lápice. Allí, en una gran casa de campo encalada se encuentra la Venta del Quijote. Comida manchega en estado puro. Recomendación: no te vayas sin probar las migas.
restaurantes de autopista
Fotografía de Brasería de La Viña
  1. A5 – Autovía del Sureste: Un reciente descubrimiento es La Brasería de la Viña en Trujillo (salida 245). Productos de la tierra, ibéricos, quesos y cada día de la semana un guiso diferente como verdinas con bogavante o chocos con garbanzos. Aprovecha y da una vuelta por su castillo y por las calles empedradas del lugar que vio nacer a Francisco Pizarro. Para los amantes de las dos ruedas en Mérida (antigua Nacional V, km. 334) se encuentra el restaurante Harley-Davidson, junto al concesionario, con una carta en el que hamburguesas y costillas son el punto fuerte. Un establecimiento en el que todo es un homenaje a la reina de las carreteras americanas.
  1. A6 – Autovía del Noroeste: De camino a Asturias y Galicia, el Hotel La Hacienda en La Bañeza (salida 303) es una apuesta segura con sus ancas de rana guisadas y las alubias a la Bañezana. Comida casera y trato familiar también se puede encontrar en Cerecinos del Campo (Zamora). Allí, en La panera (salida 244), la carne es su punto fuerte, de su propio corral y ganadería. También muy recomendable el potaje de garbanzos.
  1. AP7 – Autovía del Mediterráneo: En los más de 1.000 kilómetros que unen La Junquera con Algeciras se pueden encontrar infinidad de lugares en los que degustar productos típicos del mar e infinidad de arroces. De todos ellos vamos a hacer un alto en el camino aún más allá, en San Fernando (Cádiz). En el Bodegón de Andalucía el plato estrella son los caracoles, pero sólo en primavera. Durante el resto del año, se puede disfrutar de sus típicos pescaítos fritos. Muy buen acceso desde la N-IV.

Bonus: Existe gran cantidad de información y libros sobre este tema con muchas más recomendaciones. Las más populares son: El camionero recomienda, la Guía Repsol y, sobre todo, Comer en ruta.

¿Qué debe tener un restaurante de carretera para que comas allí? ¿Cuál nos recomendáis?