Escapadas urbanas para arrancar con buen pie 2016

Son lugares que celebrarán algo especial en 2016. Hay destinos más conocidos y otros quizás menos famosos, pero que pronto se colocarán  entre los preferidos por el viajero. Destinos urbanos que esconden infinidad de motivos para coger el pasaporte, preparar la maleta y arrancar 2016 con una escapada memorable. ¿Nos vamos?

 

Ljubljana, Eslovenia

Ha sido elegida Capital Verde Europea en 2016, por sus políticas medioambientales que protegen al estado de mayor biodiversidad de Europa. La capital de Eslovenia, marcada por dos terremotos y la II Guerra Mundial que han hecho que en su arquitectura encontremos una mezcla llamativa de estilos, recuerda a ciudades austríacas como Viena y Salzburgo. Su castillo, que se  eleva en mitad de la ciudad, custodia a sus habitantes desde  1144, mientras que  la Plaza Preseren, la más concurrida, ofrece vistas mágicas desde su famoso Triple Puente al río Ljubljanica. Imperdible también su otro reconocible puente, el  Zmajski most,  una obra  de  Art Noveau cuyos cuatro dragones cuentan la leyenda que da origen a la ciudad: Jasón y los Argonautas habrían derrotado en aquella tierra a un enorme dragón, que hoy es símbolo de la capital eslovaca. Además, su cercanía con los Alpes y el mar permite que en un mismo día sea posible esquiar en la montaña y bañarse en el Adriático. Resulta perfecta para el turista que huye de las masas.

 

ESLOVENIA

Lyon, Francia

La ciudad francesa será una de las diez sedes de la Eurocopa 2016 que se celebrará en el país galo. La joya arquitectónica del Ródano, con un legado de más de 2.000 años de historia, condensa monumentos, callejuelas y rincones en las cuales  encontramos las cuatro las áreas protegidas por la UNESCO el Vieux-Lyon(barrio medieval y renacentistas), la Croix-Rousse (muy ligado en el pasado a la industria de la seda), la colina de Fourvière (donde se alzó la ciudad romana) y el Presqu’île (epicentro del desarrallo de la urbe durante la Revolución Industrial). Asimismo, Lyon está considerado el paraíso gastronómico galo, con sus bouchons (el término que usan para denominar a sus restaurantes) plagados de queso, patatas  y embutidos.

La-Chapelle-de-la-trinite

 

San Sebastián, España

La  Capitalidad Cultural que lucirá con orgullo durante los 366 días de 2016 es la perfecta excusa para  redescubrir o pasear por primera vez por una de las ciudades más bellas de España. La Bella Easo se reiventa para acoger, en sus teatros, museos, calles y auditorios un sinfín de actos para celebrar el reconocimiento anual.  Iconos como la Playa de la Concha, el Kursaal o el Palacio Miramar se vestirán de gala para recibir a los turistas, que por supuesto, han de descubrir sus famosísimos pintxos en la zona vieja.

playa-de-la-zurriola

 

Breslavia (Wroclaw), Polonia

La dinámica Varsovia compite con la histórica Cracovia y ahora también con ciudades poco conocidas como Breslavia (Wroclaw) en la llamada Ruta del Ámbar. Breslavia, capital de la Baja Silesia, es una ciudad universitaria que recibe 2016  como Capital Europea de la Cultura y que busca sorprender a los turistas con sus más de 1020 puentes, que le han valido el apelativo de la Venecia de Polonia.   Bañada por el río Odra, atesora un Ayuntamiento de estilo gótico y las antiguas casas burguesas, también de estilo gótico y renacentista. Como en otras ciudades polacas, su corazón es la Plaza del Mercado, grande y bulliciosa y merece la pena pasear por Ostrów Tumski; la parte más antigua de la ciudad donde se encuentran la catedral y numerosas iglesias.

breslavia

 

Palermo, Italia

Una joya cubierta de polvo, terremotos, historia, mafia y especulación a la que la Unesco, por fin, ha reconocido como Patrimonio Mundial todo su patrimonio árabe-normando. La capital de Sicilia, una ciudad portuaria y cosmopolita, alberga obras de arte de todos los estilos europeos que abigarran sus callejuelas en un trazado urbano que tiene mucho de laberíntico, con un mar de fondo que dota de luz a esta ciudad peculiar.
 

Mérida, España

En 2016, Mérida recoge el testigo de Cáceres en materia de reconocimiento gastronómico como capital gastronómica iberoamericana. Una denominación que suma aún más motivos (si es que eso es posible) a una ciudad Patrimonio de la Humanidad con dos dos citas que son completamente imprescindibles: el Teatro y Anfiteatro romanos (una maravilla incomparable) y el Museo Nacional de Arte Romano.

teatro1