Qué hacer en Sicilia en una semana

Esta semana nos vamos a Sicilia, una isla con toques mediterráneos y árabes, una isla de montañas y volcanes. Sicilia también cuenta con el título de isla más grande del Mediterráneo y por eso, si quieres conocerla entera, necesitarás algo más que una semana y un coche de alquiler para moverte libremente.

 

Desde Goldcar te proponemos todo lo que hacer en Sicilia en una semana para que no te aburras ni un segundo. Un montón de visitas culturales, paisajísticas y sí, también de relax, para que tu viaje sea inolvidable.

 

La costa oeste de la isla es mucho más mediterránea, mientras que la oeste, por su cercanía con África, cuenta con la influencia árabe.

Qué hacer en Sicilia

Si viajas a Sicilia en una semana, estas son las ciudades y lugares imprescindibles. ¡Tienen que estar en tu ruta!

 

  • Subir al Etna: El Etna es una de los principales atractivos de Sicilia. Este volcán activo tiene 3.322 metros de altura, que lo convierten en la montaña más alta de Italia al sur de los Alpes.

Tanto si eres de montaña como si no, tienes que subir al Etna para contemplar Sicilia desde las alturas. Se puede hacer caminando o en funicular (precio: 30€ aprox) o hacer una visita guiada. Prometemos unas vistas que os dejarán alucinados.

 

  • Catania: Es la segunda ciudad más grande de Sicilia por detrás de Palermo y otro de los imprescindibles que visitar en el país. Al estar situada a los pies del volcán Etna, ha sufrido sus erupciones en siete ocasiones. La última más catastrófica fue en 1693 y obligó a reconstruir la ciudad prácticamente desde cero. Es una ciudad que se ha ido construyendo y reconstruyendo a merced de las catástrofes naturales.

 

  • Taormina: Es una de las joyas turísticas de Sicilia. Está situada en lo alto del Monte Tauros. Taormina es muy conocida por las impresionantes vistas del teatro griego con la bahía de Naxos y el Etna al fondo.

Entre su patrimonio histórico también se conserva un castillo árabe, ubicado en el lugar de la antigua ciudadela. Si buscas playas, podrás acceder a las mismas mediante un teleférico que se instaló en 1992.

  • Siracusa: Siracusa es la ciudad griega de Sicilia y su importancia precisamente recae en el legado arquitectónico que dejaron los griegos. Está dividida en dos núcleos: uno más moderno y el casco antiguo, Ortigia, que empezó a desarrollarse en el siglo XII a.C. El Teatro griego, el altar de Hierón, el Arco de Augusto o la Necrópolis son algunos de los vestigios de esa civilización que han sobrevivido al paso del tiempo. Muchos de ellos son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

  • Noto: la Noto que conocemos hoy en día es fruto del desastre que arrasó la antigua ciudad de Noto. El terremoto de enero de 1693 arrasó la parte oriental de Sicilia y esta ciudad medieval quedó reducida a escombros. La Nueva Noto se diseñó para ser un estandarte del barroco italiano.

Los arquitectos que se encargaron de su configuración, la ordenaron por estratos sociales: una parte para la iglesia, otra para los nobles y otra para el pueblo.

 

  • Caltagirone: Aunque esta villa no tiene la misma fama que las grandes ciudades sicilianas, Caltagirone es para disfrutarla tranquilamente. La tierra sobre la que se asienta la ciudad es rica en arcilla, por eso hoy en día su promoción turística se centra precisamente en la producción de cerámica. Caltagirone es la ‘capital de la cerámica’ gracias a la tradición impulsada por los musulmanes sicilianos.

  • Villa romana del Casale: Esta villa se encuentra a apenas 7km de Piazza Armerina y es tan conocida porque tiene el complejo de mosaicos mejor conservado de la época romana. La Villa fue la residencia de Maximiliano, que fue emperador desde el 286 al 305 d.C.

 

  • Cefalú: esta si es una ciudad vacacional por excelencia. Termas romanas, playas de ensueño, historia y cultura. La zona del puerto pesquero es de las más concurridas, así como el casco antiguo. Sin duda una parada imprescindible en una ruta por Sicilia.

 

  • Palermo: ¡y cómo no! ¡Palermo! La ciudad más grande de Sicilia cuenta con una historia turbulenta llena de desastres naturales y crímenes de la mafia, pero eso no ha conseguido empañar todo lo bonito de esta ciudad. De hecho, su mezcla de estilos arquitectónicos es uno de los principales atractivos de la capital siciliana.

 

Si no sabías qué hacer en Sicilia o qué paradas hacer en tu ruta en coche de alquiler, esperamos haberte ayudado un poquito a decidirte. Como ves, Sicilia es un país lleno de historia y cultura, de paisajes formulados bajo el capricho de la naturaleza. ¿Te vas de viaje pronto? ¡Cuéntanoslo en un comentario o a través de Instagram con una foto!