Historia de 7 escaleras: las más bonitas y espectaculares de España

En general, las escaleras suben para luego bajar o bajan para después subir. Pero hay escaleras que van más allá y transportan a otros mundos, a otras épocas, que desafían a la propia naturaleza o que en sí mismas son un estado de ánimo. Hay escaleras rectas y curvas, interiores y exteriores, civiles y religiosas, artísticas o funcionales, e incluso industriales. Tantas como se pueden imaginar, y todas son únicas y diferentes. ¿Sabes cuales son las escaleras más fotografiadas de España?

Sin embargo, cuando se habla de las más espectaculares del mundo las listas siempre nos llevan a rincones remotos de países aún más lejanos. Las más cercanas están en Dresde (montañas de Elbe Sandstone) y en el bosque negro de Wurzburg (Alemania). Luego ya hay que ir a Ecuador para subir los peldaños del diablo, a Perú para recorrer el camino del Inca o subir a Wayna Pichu, viajar hasta la escalera Haiku en Hawai, o marearse en las de caracol de las montañas de Taihang (China). En España también tenemos algunos ejemplares dignos de aparecer en los rankings.

Fotografía de Turismo de Euskadi
Fotografía de Turismo de Euskadi
  1. Ermita de San Juan de Gaztelugatxe (Bermeo – Bilbao): Por derecho propio, la escalera del Via Crucis, siempre aparece junto a las más populares del planeta, y no es para menos. Monasterio, fortaleza y ahora ermita, tiene 235 escalones que serpentean por la abrupta costa de Bermeo en el País Vasco haciendo curvas imposibles y salvando desniveles de auténtico vértigo. Al final del camino, la ermita. Probablemente uno de los lugares más fotografiados de Euskadi.
  1. Escalera Helicoidal del Museo del Pueblo Gallego. Antiguo Convento de Santo Domingo de Bonaval (Santiago de Compostela): ¡Triple escalera de caracol o helicoidal construida entre 1685 y 1715! De un espacio único salen tres rampas independientes. Cada una de lleva a un piso diferente y, por tanto, sólo una a lo más alto. Es obra de la audacia y el ingenio de Domingo de Andrade y sólo por verla ya merece la pena la entrada al museo.
Fotografía de Catedral de Burgos
Fotografía de Catedral de Burgos
  1. Escalera dorada de la Catedral de Burgos (Burgos): Tan impresionante que se dice que sirvió de inspiración para construir la de la Ópera de París. Tan sólo 19 escalones en una estructura monumental de influencia renacentista sirvieron a Diego de Siloé para salvar el desnivel del interior del templo hasta la Puerta de la Coronería. El propio Napoleón fue el último en bajarla y hoy en día sólo se utiliza en los servicios del Jueves y Viernes Santo.
  1. La Pedrera, Casa Batlló  y Parque Güell (Barcelona): En la obra de Gaudí todo cuenta algo, hasta el más mismo detalle ha sido pensado y proyectado, desde los cimientos a las azoteas y para subir hasta ellas son necesarias escaleras. Variadas, pero casi siempre basadas en elementos de la naturaleza. En Casa Batlló recuerda a la columna vertebral de algún animal. Para muchos es la cola del dragón que decora la fachada. Dragones que vuelven a aparecer en las del Parque Güell aunque en realidad son Salamandras.
Fotografía de Monasterio Santa María de la Huerta
Fotografía de Monasterio Santa María de la Huerta
  1. Escalera del Refectorio del Monasterio de Santa María de Huerta (Arcos de Jalón. Soria): Probablemente no sean ni las más llamativas ni las más vistosas pero su sencillez las hace muy especiales y más si se tiene en cuenta que fueron construidas en el año 1215. Escaleras arqueadas que llevan a un púlpito empotrado en el muro para que, tal y como indica Regla de San Benito, uno de los monjes lea durante las comidas. Allí, echadle un vistazo también a la espectacular bóveda del refectorio.
  1. Escalera de la Chimenea de la Fábrica de ladrillos Almirall (Terrassa, Barcelona): También hay escaleras industriales que forman parte de nuestro paisaje y para muchos pasan desapercibidas. A la chimenea Almirall, construida en 1956, de más de 63 metros de altura se puede subir a través de una escalera de caracol exterior de 217 escalones (Récord Guinness) que da la vuelta a todo su contorno. ¡Unas vistas espectaculares!

    Fotografía de Ministerio de Defensa
    Fotografía de Ministerio de Defensa
  1. Escalera monumental del Cuartel General de la Armada. Museo Naval (Madrid): Aquí hasta hace poco se escondía una de las joyas arquitectónicas de la capital que ahora se puede visitar todos los fines de semana y festivos del año. Sólo mármol de Carrara de color gris y beige emplearon los arquitectos José de Espelius y Francisco Javier de Luque en 1928 para la construcción de esta escalera monumental. Durante la visita nadie puede evitar mirar hacia arriba para contemplar la vidriera que la remata.

Bonus: Y faltan muchas más. Escaleras únicas como la del Mirador del Mediterráneo en el Castillo de Benidorm y sus infinitas vistas sobre el mar, las de la Plaza de España de Sevilla que te transportan a otras galaxias muy lejanas, las que suben a la Torre de Hércules en La Coruña, o las que te llevan aún más alto de la Cima de San Jeroni. ¿Cuál echas de menos en esta lista?

En On Gold Road, monumentos espectaculares de España:

Los 9 puentes más bonitos de España
Castillos, Palacios y Hoteles españoles con fantasmas para dormir de muerte
Los 8 lugares más visitados de España