Neumáticos hechos de… arroz, algas o aceite de naranja

Los ingredientes pueden parecer los propios de una receta del mismísimo Ferrán Adriá pero en realidad son la materia prima con la que las grandes marcas investigan para poder fabricar en un futuro cercano sus… ¡neumáticos! Para redondear este plato, además de arroz, algas, y aceite de soja, otros fabricantes añaden aceite de colza, diente de león, guayule o biomasa renovable a partir de microorganismos que fermentan azucares vegetales. Y la idea no es mala puesto que para fabricar un sólo neumático se necesitan más de 26 litros de petróleo

Muchas, muchas investigaciones en busca de la fórmula perfecta para producir caucho a partir de materias renovables y sobre todo que provoquen una conducción más eficiente y responsable con el medioambiente. Los últimos en anunciarse han sido los desarrollados por Goodyear con cáscaras de arroz que, además, pondrán fin a otro problema ecológico: el reciclaje de las 700 millones de toneladas de residuos que este alimento genera en todo el mundo cada año. Arroz

  • Con cáscaras de arroz (Goodyear): Demasiados millones de toneladas de cascaras de arroz que hasta ahora se desechaban y que a partir de ahora se quemarán para producir electricidad. Con las cenizas resultantes, Goodyear fabricará la sílice que necesitan sus neumáticos. Una reciente propuesta ecológica se mire por donde se mire y todo sin que se produzcan pérdidas ni de eficiencia ni de rendimiento en la conducción.

Algas Marinas

  • Con algas marinas (Pirelli): Mientras, la italiana Pirelli continúa trabajando en un tipo de caucho extraído, en parte, de algas marinas ricas en polisacáridos que también podrían sustituir a la sílice amorfa necesaria para la fabricación de ruedas. Al dejarlas secar y posteriormente molerlas hasta obtener un polvo muy fino que posteriormente se mezclará con el biocaucho. Aunque el compuesto final sólo contiene un 20% de algas para salvaguardar su eficacia, es un paso más hacia el neumático verde.

Naranjas en árbol

  • Con aceite de naranja (Yokohama): Extraído directamente de las cáscaras de esta fruta que la industria desecha y con las que se ahorraría hasta el 10% del petróleo empleado en la producción de sus ruedas. Fue en  2010 cuando el fabricante de japonés anunció su intención de elaborarlos para coches como el Honda Civic Hybrid o el Toyota Prius. Entre sus ventajas: mejor tracción, menor tiempo de calentamiento que favorece el agarre, mayor duración de la banda de rodadura y menor resistencia.

dientes de leon

  • Con diente de león (Continental): Varios son los fabricantes que tienen esta idea en la cabeza pero Continental es quizá la que más interés ha mostrado hasta el momento. Idea que surgió  en la Universidad de Münster (Alemania) al descubrir que en el interior de esta planta y se produce una goma elástica de características muy similares a las del árbol de caucho brasileño. De momento, Continental continúa sus investigaciones pero aseguran que sus neumáticos ya contiene casi un 45% de materiales que no proceden del petróleo.

Poroto de soja

  • Con poroto y aceite de soja (Bridgestone y Goodyear): Las utilidades y beneficios de la soja para la industria parecen inagotables.  Mientras Bridgestone prepara una cubierta con 40kg de aceite de soja y 4 de poroto (10% del total del neumático), Goodyear asegura que el aceite extraído de la leguminosa permite aumentar su vida útil en un 10% y, sobre todo, reducir el uso del petróleo en su fabricación en casi 27 millones de litros al año. Deberían estar disponibles a lo largo de 2015.

biomasa

Bonus: Aún son más los proyectos para tratar de llegar al neumático 100% sostenible. De entre todos ellos, además de los anteriores, destacan dos. De una forma similar al diente de león también se podría utilizar el guayule, un arbusto originario de las zonas desérticas del norte de México y de Texas, para extraer látex.

En 2010 le fue concedido a Goodyear el premio Environmental achievement of the yearal anunciar una nueva tecnología para la fabricación de sus productos, el BioIsopreno: una alternativa rompedora y muy innovadora para reemplazar con biomasa renovable el ingrediente elaborado con petroquímicos que se utiliza para la producción de goma sintética y que además tiene la ventaja de ser renovable.

¿Sabes si tus neumáticos llevan alguno de estos compuestos más respetuosos con el medioambiente? ¿Se los pondrías a tu coche? ¿Cuál de las materias renovables crees que tendrán una mejor acogida en la industria?