¡Sin salir de España!: los más tradicionales y populares mercadillos de Navidad

Hay lugares en los que el espíritu de la Navidad se vive de una forma muy especial pero no hace falta viajar a Alemania, Flandes, Austria o la República Checa para sentirlo. En los mercadillos de Navidad de España no se podrá entrar en calor con el típico Glühwein -vino caliente especiado-, refrescarse con la dulce espuma bien fría de una Bockbier -cerveza típica de Navidad-, ni disfrutar el delicioso aroma de las Spekulatius -galletas típicas de estas fechas- recién horneadas ni del increíble sabor de los Lebkuchen pero su tradición es tan larga como una salchicha Bratwurst. No son tan antiguo como el Christkindlesmarkt de Dresde cuyos orígenes se remontan a 1628 pero la popularidad de algunos puede ser comparada a los de Nuremberg o al de Friburgo. Y ahora sí, ¿cuáles son los mercadillos de Navidad más tradicionales y populares de España? ¡El espíritu de la Navidad a la venta! ¿Qué se puede encontrar en ellos? 

Mercadillo Navidad - Madrid

¡Bromas, petardos, todo lo necesario para armar un buen Belén y mucho humor! Aunque la Navidad no comienza oficialmente hasta el día 24 aunque, extraoficialmente, se adelanta hasta el 20, día del Sorteo Extraordinario de la Lotería Nacional, en Madrid se vive de una forma muy especial durante todo el mes de diciembre y tiene una cita fundamental en la Plaza Mayor. El encendido de la iluminación navideña da siempre el pistoletazo de salida a una serie de tradiciones a los que no falta ningún madrileño como comprar, precisamente, lotería en Doña Manolita, visitar el espectacular Belén del Ayuntamiento o del Palacio de Oriente, buscar el Roscón de Reyes perfecto, cantar la canción de Cortylandia, despedir el año en la Puerta del Sol,… y todas parecen acabar siempre en la Plaza Mayor.

Aquí parece que el Día de los Santos Inocentes dura todo el mes pero si se busca bien entre máscaras, pelucas, bombas fétidas y cigarros que explotan y petardos se puede encontrar hasta el más mínimo detalles para montar el Belén. Un tiovivo y más de 100 casetas para comprar figuritas, adornos y hasta el árbol de Navidad entero. Aunque no es apto para quienes no les gusten las grandes aglomeraciones de personas si es muy divertido, una cita imprescindible. Ese mismo espíritu con los años se ha ido extendiendo a otras plazas y calles del centro de Madrid y se pueden encontrar también puestos de artesanía en la Plaza de España y la de Jacinto Benavente, la Feria de los Dulces Navideños en la Plaza de Isabel II, o la de las Culturas en el centro cultural conde Duque. ¡En Madrid hay Navidad para rato!

Cagatió

Caga, Tió. Tió de Nadal, no caguis arengades que són salades. Caga torrons que són més bons. Antes de visitar la Fira de Santa Llúcia en Barcelona es esencial tener bien clara la diferencia entre el Caga Tió y el Caganer. Fundamental porque pueden llevar a confusión y no son lo mismo, ni mucho menos. El primero es un tronco que da luz y calor a los hogares catalanes y que se decora para las fiestas, y el segundo es un curioso personaje que hace caca y se esconde en algún rincón del pesebre para que los más pequeños puedan encontrarlo. Y, ahora sí, ya se puede visitar la Plaza Nova justo frente a la Catedral de Barcelona donde se encuentra uno de los mercadillos de Navidad más grandes y antiguos de España ya que se celebra desde hace más de 100 años. En sus más de 300 puestos, por supuesto, hay caga tió, caganers, y ramitos de muérdago para tener suerte y todo lo necesario para celebrar la navidad en familia. Pero si lo que se buscan son ideas para regalos no hay que perderse la Fira de Reis de la Gran Vía que ya se ha convertido en el punto de encuentro con la artesanía y que, además, tiene un espacio reservado sólo a juguetes. ¡No olvides tomarte un chocolate caliente con churros para entrar en calor!

Mercadillo Navidad - Zaragoza

Prácticamente no hay ciudad en España que no quiera celebrar la Navidad en sus calles y si en Barcelona la preparan y la celebran junto a su catedral, en Zaragoza no quieren ser menos y lo hacen ante la imponente fachada de la Basílica del Pilar. Un mercadillo de dimensiones más reducidas con sólo 48 casetas pero un espacio con un ambiente único en el que todo parece girar en torno al espectacular Belén de más de 1.500 metros cuadrados. Tampoco hay que olvidarse que en esta amplia explanada también se encuentra otra de las grandes atracciones de la Navidad, una espectacular pista de patinaje sobre hielo y un árbol de los deseos de 11 metros. ¿Has pensado ya cuál va a ser el tuyo? ¡Imprescindible visitar también la Feria de la Artesanía Aragonesa!

¿Dónde celebrarás la Navidad este año? Vayas donde vayas habrá un mercadillo de Navidad, ¡visítalos! En Valencia lo encontrarás en la Plaza del Mercado Central con su olor a castañas asadas, el delicioso sabor de los turrones de la zona y los aromas de las galletas de jengibre recién horneadas; en Bilbao, en la calle Bailén con 40 preciosos puestos de madera en los que lo mejor de la artesanía y gastronomía vasca están al alcance de todos; en Sevilla, frente al Ayuntamiento donde la modernidad de las Setas de la ciudad contrastan con la parte más tradicional de la Navidad y con los juguetes de madera que exhiben sus artesanos; o en Granada que se distribuye con acierto entre las Plaza de Bib Rambla y Puerta Real para que el paseo sea un poco más largo. Y así, podríamos seguir por todas y cada una de las ciudades de España, ¿cuál es el que más te gusta a ti?