La Costa del Sol que descubrirás en coche

Uno de los destinos más populares para veranear en España es la costa de Málaga, también conocida como Costa del Sol. Su nombre no es ninguna casualidad y hace que sea un lugar perfecto en cualquier estación: tiene una media de 300 días de sol al año. Más allá de sus conocidas playas, la línea de costa de Málaga encierra muchos secretos en forma de localidades históricas y paraísos naturales, lugares que solo se descubren alquilando un coche y lanzándose por sus carreteras secundarias.

¿Quieres una sugerencia de lugares que visitar? Aquí va una pequeña ruta por la Costa del Sol oriental, de Málaga a Nerja.

La primera parada, tras salir de Málaga, es Rincón de la Victoria. Aunque es una localidad pequeña, de poco más de 40.000 habitantes, tiene muchísimos monumentos de interés, especialmente desde el punto de vista arqueológico. Además de la fortaleza del siglo XVIII, Castillo de Bezmiliana, hay varios yacimientos romanos y medievales, como el de la Torre de Benagalbón o el Despoblado de Bezmiliana. No te pierdas tampoco las Cuevas del Higuerón y de la Victoria.

costasol2
Rincón de la Victoria. Foto: Cayetano

La ruta continúa en Vélez-Málaga, la ciudad más importante de la comarca de La Axarquía. Aquí debes callejear por su casco antiguo, declarado Conjunto Histórico-Artístico, visitar la iglesia de Santa María la Mayor (erigida sobre los restos de una mezquita aljama del XV) y todos los monumentos eclesiásticos que han hecho que sea conocida como ciudad conventual.

costasol3
Vélez-Málaga. Foto: tm-tm

Tras dejar atrás Vélez-Málaga, la pedanía de El Morche ofrece otro tesoro para amantes de la arqueología: Caviclum, un asentamiento romano del siglo I d.C. Su playa y su paseo marítimo son también grandes atractivos, pero tampoco es necesario pasar mucho tiempo aquí.

Reserva ese tiempo para Torrox, la siguiente parada. Con muchísima importancia histórica (fue una ciudad romana importante en los siglos I-IV, y cuna del Almazor, caudillo de Al-Andalus), su casco antiguo merece atención. Sus calles y plazas (como la de la Constitución), los restos de su muralla, su Torreón árabe…

Torrox. Foto: formato digital
Torrox. Foto: formato digital

Con Torrox ya visto, toca encaminarse hacia Nerja, donde acaba la ruta. Nerja, claro, también tiene mucho que visitar. Además de todas sus playas y calitas (está también en la que se rodó Verano Azul), la Torre de los Guardas o Balcón de Europa ofrece vistas espectaculares de toda la costa. Y, por supuesto, no te puedes ir sin ver las Cuevas de Nerja, uno de los monumentos más visitado en España después del Museo del Prado y la Alhambra.

costasol5
Cueva de Nerja. Foto: ST33VO

Esta ruta es solo una idea de lo que te encontrarás por el camino, pero no dudes en improvisar. Toda la costa está llena de playas escondidas y lugares que parece que todavía no han sido descubiertos por las masas turísticas. ¡Aprovecha las ventajas de alquilar y viajar en coche y conoce estos interesantes lugares de la Costa del Sol!