7 carreteras españolas por las que conducir será todo reto

¿Te gusta conducir? Suponemos que sí, pero ese sí suele estar lleno de matices. Hay gente a la que le encanta conducir por carreteras bien asfaltadas y rectas, en las que no hay que hacer mucho más que mantener el volante derecho y el pie en el acelerador (o, si el vehículo lo permite, directamente seleccionar una velocidad y olvidarse de los pedales durante un rato). Están los que solo buscan la velocidad y los que aman los retos. Las carreteras estrechas, llenas de curvas y empinadas. Conducir al lado de un precipicio, pero siempre manteniendo la precaución la máximo.

Si eres de estos últimos, si lo que más te gusta es subir esas carreteras, normalmente de montaña, con calma y bajarlas poniendo a prueba tus frenos; si sabes que si conduces con cuidado esos precipicios no son más que una fuente de vistas impresionantes, este artículo te encantará. Algunas de las carreteras de montaña en España que más ponen a prueba nuestra pericia como conductores. Tenemos muchos puertos a los que vale la pena ascender. Si lo haces en coche y no en bici (o andando), estas son nuestras 7 sugerencias. Eso sí, ¡siempre con mucho cuidado!

1. Carretera del Desfiladero de la Hermida (Cantabria)

hermida
Foto: GeoVehrka

 

¿Dónde encontrar carreteras de esas estrechas, sinuosas y en cuesta? Lo sabes bien: debes ir a montañas, a cordilleras, a sierras. Los Picos de Europa, por ejemplo, están llenos de este tipo de vías, y la del Desfiladero de la Hermida es un gran ejemplo. Se trata de la N-621, especialmente en el tramo que va de Panes a Potes (unos 30 km). Conducir entre una pared de piedra y el abismo atravesando la garganta, con sus curvas cerradas y tan estrecha que casi ni entra la luz (por eso hay poca vegetación) es una de esas experiencias que hay que tener al menos una vez en la vida. Oficina Goldcar: Santander.

2. Carretera de Santa María de Montgrony (Girona)

Santa Maria de Montgrony
Foto: Francesc Muñoz

El de Santa María de Montgrony es uno de esos santuarios que requieren un gran esfuerzo para llegar a él. Y son menos de 6 kilómetros, pero si los haces en coche (es posible, el ancho de la carretera da para un vehículo… intenta no cruzarte con nadie) serán los 6 kilómetros más lentos y de más concentración de tu vida. Porque en ese corto trayecto, además de lo de conducir al borde del abismo (el santuario está a 1.408 metros), tendrás que tomar 12 curvas muy, muy, muy cerradas. El límite de velocidad es de 60 km/h, pero enseguida te darás cuenta de que vas a ir mucho más despacio. Oficina Goldcar: Andorra.

3. Carretera de Caín (León)

cain
Foto: Jorge Picallo

Solo apta para coches tirando a pequeños, especialmente si de pronto te encuentras con otro de frente. Se trata del tramo de unos 10 km que une Posada de Valdeón y Caín, en el centro de los Picos de Europa, por la garganta del Cares. Aquí vas bastante bajo, especialmente si miras hacia arriba: te encontrarás encajonado entre altas paredes rocosas. Oficina Goldcar: Santander.

4. Saut deth Pish (Lleida)

Foto: Tripadvisor
Foto: Tripadvisor

Saut deth Pish es una famosa catarata situada en el Valle de Arán, situada a 1553 msnm. Se puede llegar a ella haciendo senderismo o siguiendo la estrechísima carretera que sube hasta allí desde Pont d’Arrós, un trayecto de 12 km. La inclinación media de la carretera es de 6,6%, pero hay zonas muy, muy empinadas. En invierno suele estar cerrada por nieve. Oficina Goldcar: Barcelona.

5. TF-436 (Tenerife)

TF-436
Foto: Jose Mesa

Según la web Dangerous Roads, esta es una de las rutas más espectaculares de Europa, por lo que habría que intentar recorrerla en algún momento. Se trata de una carretera en zig-zag por el Macizo de Teno, en cuya parte más impresionante se juntan 15 curvas muy cerradas en solo 5 kilómetros. Empieza en Masca, a 621 metros sobre el nivel del mar y finaliza en Santiago del Teide, a 929 metros. ¡Y hay pendientes de hasta el 16%! Oficina Goldcar: Tenerife Sur.

6. Carretera al faro de Cap de Formentor (Mallorca)

capformentor
Foto: Cristian Bortes

Se trata de la PM-221, una pequeña carretera de esas con unas vistas tan espectaculares en cada metro, que te harán querer parar el coche a cada momento para salir a sacar fotos. Realizada por el ingeniero Antonio Parietti en 1930, la carretera introduce curvas en los momentos en los que la ladera es demasiado empinada, y reutiliza la roca escarbada en el acantilado en otros puntos en los que se necesita. Curvas, acantilados, y vistas al mar. Si vas por Mallorca, recorre también la obra de arte de Parietti, la carretera a Sa Calobra. Oficina Goldcar: Mallorca.

7. Puerto de la Ragua (Granada y Almería)

Puerto de la Ragua
Foto: Mirko Tobias Schäfer

La carretera que lleva a Puerto de la Ragua, situado a 2.041 metros en Sierra Nevada, es de esas que no se olvidan. Es la A-337, estrecha pero bien asfaltada, que parece haber sido construida pensando en todas las fotos que los que la recorran van a hacer. Si nieva, eso sí, suele estar cerrada. Oficina Goldcar: Granada.

Foto de portada: Raquel Lozano Álvarez