5 cosas que tienes que hacer si viajas a Cancún

Si oyes la palabra “Cancún”, lo primero en lo que piensas son en sus playas blancas (acumula más de 22 kilómetros de arena prístina), aguas cristalinas y noches empapadas de margarita, pero Cancún  es mucho más. Localizado en la esquina nordeste de esa península con un nombre tan evocador como es Yucatán, la ciudad  forma parte del territorio de la antigua civilización maya y es la puerta de entrada a esta cultura mágica, que se entremezcla con una infraestructura creada específicamente para que la zona sea un paraíso vacacional para turistas de todo el mundo: recibe más de 3,3 millones  de visitantes anuales.

Un destino que ofrece así dos mundos en los que encontrar tanto planes más aventureros como propuestas de relax resulta muy fácil en una zona que cuenta con un clima casi perfecto, que ha evolucionado desde que era una pequeña aldea de apenas 12 familias de pescadores hasta convertirse en uno de los destinos turísiticos más demandados. ¡Desde Goldcar estrenamos oficina en este paraíso en la tierra y queremos recomendaros cinco planes que tenéis que hacer si os animáis a visitar esta colorida parte del globo, donde abundan las flores exóticas como los flamboyanes!

El básico: Playa del Carmen

Es el corazón de Riviera Maya, al sur de Cancún y con playas bañadas por un mar azul turquesa en las que se elevan, en mayor o menor medida en lo que a lujo se refiere, un sinfín de complejos hoteleros. La pequeña ciudad está marcada por La Quinta Avenida, una calle de más  de 4 kilómetros de largo, plagada de tiendas y restaurantes, souvenirs y gastronomía, que hacen las delicias de los turistas extranjeros. En  tiempos prehispánicos, Playa del Carmen se llamaba Xaman Há  y era un punto de partida de los mayas en su peregrinaje al santuario de Ixchel en Cozumel, que en la actualidad se encuentra a sólo 45 minutos en ferry. Una isla paradisíaca con parques naturales, bellas playas, zonas arqueológicas y el segundo arrecife más grande del mundo: imperdible para los buceadores.

photoEscudo_Playa_del_Carmen_carmenGDE

Lo deportivo: Isla Mujeres

A apenas seis kilómetros de la costa noreste de Cancún encontramos un destino idílico, cuyas  aguas claras, cálidas y abundantes en vida marina,  con arrecifes y cuevas,  atrajeron al mismísimo Jacques Cousteau, quien pudo disfrutar de la conocida hospitalidad de sus habitantes, que viven del buceo y la pesca.  El Parque Marino El Garrafón es el lugar más  popular, ya que se puede practicar esnórquel, senderismo, nadar con delfines, recorridos en kayak, y cómo no, buceo. En el extremo meridional de la isla se alza un moderno faro con vista a un pequeño templo maya dedicado a Ixchel, diosa de la fertilidad, que señalaba a los marineros mayas el camino a asentamientos tan lejanos para ellos como Cozumel.

 isla-mujeres-h2

Lo histórico: leyendas mayas

La historia de la región norte de la península de Yucatán es una leyenda fascinante de los pueblos mayas y españoles. Cancún se reconoce como la entrada al Mundo Maya, una región geográfica extensa que comprende cinco estados mexicanos (Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas) y cinco países (México, Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador).  Por encima de todos los yacimientos que se conservan en la zona, destaca Chichen Itzá,  un imponente sitio arqueológico de la época posclásica maya donde se alzan el el templo de las mil columnas, el observatorio astronómico del caracol y el juego de pelota. A unos 60 kilómetros de Riviera Maya se levanta la Zona Arqueológica de Tulum, un área espectacular con una imponente playa sobre cuyo acantilado se alza un complejo amurallado. Destaca El Castillo, una torre de vigilancia que se supone servía de faro para señalizar la costa a los barcos de mercancías. A unos 40 kilómetros de esta maravilla, se conserva la pirámide de Cobá, menos visitada Chinchén Itzá, y a la que además se puede subir para disfrutar de un paisaje inolvidable, con la selva a nuestros pies. 110 escalones para ascender 42 metros de altura  ayudados solamente por unas grandes cuerdas fijadas a las piedras antiquísimas y que conducen a la cumbre de la pirámide más alta de la península de Yucatán.

coba-3

Lo natural: en ruta por los cenotes

Los cenotes, maravillas naturales  que se alimentan de corrientes y ríos subterráneos y que recorren Yucatán, son uno de los grandes reclamos de la zona; espacios salvajes y exuberantes donde practicar buceo o simplemente nadar. Existe una ruta que recorre los más emblemáticos, pero el más conocido y visitado es el Gran Cenote, a casi  4 kilómetros de Tulum. Posee una característica forma de media luna y es apto para todos los públicos, ya que cuenta con  zonas poco profundas para hacer  snorkel e igualmente se puede bucear en otras zonas con profundidades hasta los diez metro. Sus aguas transparentes son una verdadera delicia.

ado-gran-cenote

Lo desconocido: Mahahual 

La paz azul, el corazón de la Costa Maya. Así conocen a Mahahual, una villa aún por descubrir por los turistas que recuerda lo que fue Playa del Carmen hace unas décadas: un pintoresco pueblo de pescadores que abría sus puertas al turismo ofreciendo un escenario ideal tanto para la aventura como para el descanso. Conserva aún sus calles arenosas sin pavimentar,  restaurantes familiares con langosta, almejas y pescado fresco  y donde, gracias a su ubicación tropical, los amantes del buceo disfrutarán de una explosión  de formaciones de coral, esponjas y fauna como tortugas  marinas caballitos de mar o manatís en una de las principales atracciones de la zona, el Banco Chinchorro,  un atolón declarado reserva natural  y también reconocido como la segunda barrera de arrecife más grande del mundo. Este arrecife se sitúa en el Mar Caribe frente a las costas de Quintana Roo  y Belice. Es muy fácil acceder a esta tranquila localidad, recién descubierta por el turismo nacional y que ya es parada de algunos de los cruceros que surcan la zona.