Las 7 carreteras más bonitas de Italia

Imagínate conduciendo por Italia porque hay carreteras italianas que transpiran belleza y felicidad. Carreteras en las que querrás parar cada pocos metros a hacer una foto o que querrás que sean mucho, mucho más largas.

1. Paso Stelvio (SS 38)

Paso Stelvio
Foto: absoluteczech

Vale, quizá esta no quieras que sea más larga: tanta curva requiere mucha atención y concentración, así que llegarás al final fatigado (pero contento). Se trata del paso de montaña pavimentado más alto de los Alpes orientales (a 2.770 metros) y dura solo 24 kilómetros. Se construyó en el siglo XIX para unir la entonces austríaca provincia de Lombardía con el resto de Austria.

2. Costa Almafitana (SS163)

Almafi
Foto: Phlegrean

No solo es de las más bonitas de Italia, en el resto de Europa tampoco tiene mucho rival. Esta carretera que recorre los 80 kilómetros que separan Sorrento de Salerno ofrece imágenes dignas de postal a lo largo de todo su recorrido: irás de forma paralela al mar, atravesarás acantilados y pasarás por muchos pueblecitos encantadores. Mucha curva y, eso sí, mucho coche italiano que va demasiado rápido porque se conoce cada curva al dedillo. Evita ir en temporada alta, acabarás en atasco.

3.  Via Chiantigiana (SR 222)

Chianti
Foto: Viaggio Routard

Además de disfrutar de los paisajes que ofrece esta carretera que une Florencia y Siena, los aficionados al vino podrán degustar algunos de los mejores caldos de la Toscana. Un recorrido por la Italia más clásica, la de las colinas y los pueblecitos con torres medievales, la de los viñedos y los cipreses dando sombra para hacer de los picnics veraniegos una experiencia perfecta. ¡Hay quien dice que es como conducir por un cuadro de Van Gogh!

4. Gran Carretera de los Dolomitas (SS 48)

Dolomitas
Foto: pirenaica_photo

Ya solo su nombre es atractivo, ¿verdad? Los Dolomitas, la cadena montañosa que cubre el norte de Italia (por la zona de Cortina d’Ampezzo), son impresionantes desde cualquier perspectiva y atravesarlos en coche es una de esas experiencias que hay que tener al menos una vez en la vida. La carretera son 100 km, de Bolzano a Cortina atravesando las montañas. Se puede hacer en tres horas, pero es recomendable hacer desvíos y visitar pueblecitos de la zona.

5. Via Aurelia (SS 1)

Camogli
Foto: luigi alesi

¿Quieres historia? Esta carretera fue construida en el año 241 a. de C. y es de cuando todas las carreteras conducían a Roma. No es una excepción: recorre la Riviera italiana, de Pisa a Roma, llevándote por campos, jardines, pueblos colgados de acantilados y viñedos, serperteando para seguir las curvas que hace la costa. Es imprescindible parar en lugares como Camogli y en cualquier rincón en el que tus ojos necesiten más tiempo.

6. Paso de la Futa (SR 65)

Paso de la Futa
Foto: simoncef

Más carreteras de montaña, en este caso por los Apeninos (aunque la elevación es de unos 900 metros, que después de los Dolomitas suena a un poco montaña de mentira). La carretera lleva de Florencia a Bologna atravesando la cadena montañosa con muchas curvas y vistas. Es una ruta muy popular entre los motoristas, pero también vale la pena hacerla en coche.

7. Lago de Como (SS 340)

Lago di Como
Foto: Antonis Lamnatos

La carretera que va desde Como, la localidad que da nombre al lago, hasta Gravedona, recorriendo toda su costa oeste, requerirá que tengas algo de suerte para conducirla y disfrutarla de verdad. Pero vale la pena intentarlo para ese momento en el que de pronto no haya más coches y seáis tú, la carretera y la superficie cristalina del enorme lago. Una ruta de más de 50 km en la que te irás encontrando también con pintorescos pueblecitos en los que vale la pena parar.

¿No tienes muchísimas ganas de alquilar un coche en Italia y recorrer sus carreteras?

Foto de portada: Manuela Cigliutti