Nos perdemos en L´Albufera valenciana

Parece mentira, pero apenas a unos escasos doce kilómetros del centro de Valencia, se apelotonan cientos de arrozales y a su vera, uno de los humedales de mayor importancia en Europa, el precioso parque natural de L ´Albufera, que incluye el mayor lago de agua dulce de España y que baña a un buen número de municipios próximos a Valencia.

Los árabes lo llamaron Al Buharia, diminutivo de Al Bhar (el mar) y un paseo en barca, la visión de un atardecer desde su embarcadero o degustar una paella o un all i pebre (plato típico de la zona a base de anguilas) son tareas imprescindibles aquí.

des_albufera_01

El parque se forma a partir de una albufera que se extiende durante 917 kilómetros cuadrados, desde el nivel del mar a una altitud de 1000 metros. Separada del mar por una pequeña barra litoral (restinga) formada por dunas y un bosque de pinos (Dehesa del Saler), forma un paraje idílico para las miles de aves migratorias que vuelan hasta aquí para pasar el invierno. Es un paisaje que apasiona a los amantes de avistar pájaros; un lugar muy interesante para conocer la fauna de la Comunidad Valenciana,  con más de 350 aves (somormujos, garzas, patos, fochas, limícolas, gaviotas, charranes…) y multitud de  puntos de observación situados en el lago, los marjales y las dunas de la dehesa conocida popularmente como la pineda.
La-Albufera-Valencia
 Y para los que no son tan aficionados a los pájaros, siempre se puede dejarse llevar por una vieja costumbre y dar un paseo en barca por el lago. Esas barcas eran antiguamente movidas por velas latinas, llamadas “perchas” (eran un palo alargado con el que impulsaban las barcas apoyándolo en el suelo), o con remos. En la actualidad se hace con motor, pero los atardeceres que se pueden contemplar desde ellas siguen siendo impresionantes, con las dunas, los arrozales y las embarcaciones de los pescadores como testigos.  El embarcadero más bonito se encuentra en la población de El Palmar, escondido tras la Trilladora del Tocayo y donde se puede visitar un museo que narra la historia de la zona. Un sitio excelente para conocer las barracas, las casa típicas valencianas con tejados a dos aguas, que se despliegan a lo largo de la orilla del lago, desde donde también  secan las nasas cilíndricas para pescar la anguila,  protagonista del famoso y obligatorio all i pebre (anguila, patatas, ajo y pimentón.
GASTRONOMIA-All-i-pebre-9ok-756x336
Y es que sus ricas aguas han servido tradicionalmente de sustento a pescadores y cultivadores de arroz, dando origen a una suculenta gastronomía, que se concentran en el ya mencionado El Palmar  (escenario que inspiró numerosas obras de Blasco Ibáñez) y donde además de anguila, se pueden degustar los típicos platos valencianos más conocidos como la paella, el arrós a banda,  la caldereta de raya o de langosta…