Piscinas naturales en Alicante para bañarse sin pisar la playa

Alicante es una de las provincias más montañosas de España, aunque parezca mentira. Del turismo de sol y playa se puede pasar a descubrir parajes, montañas, barrancos, y otros enigmáticos lugares a distancias relativamente cortas en coche desde la ciudad. Hoy te queremos proponer cinco piscinas naturales que visitar en Alicante, para bañarte y refrescarte sin pisar la playa

Piscinas naturales en Alicante

1. Les Fonts de L’Algar

piscinas naturales en alicante

A tan sólo 12 kilómetros de la turística y bulliciosa Benidorm se encuentra el que para muchos es el auténtico parque acuático de la Naturaleza, Les Fonts de L’Algar (Callosa d’en Sarriá, Alicante), declarada Zona Húmeda Protegida.

El paso del río Algar dibuja en el paisaje típicamente mediterráneo un lugar de aguas transparentes y tranquilas, de pequeños saltos de agua y de profundas zonas que se han convertido en uno de los mejores espacios adaptados al ecoturismo. Aunque sus aguas están gélidas durante los meses de verano, el lugar suele estar lleno de turistas que buscan una alternativa a la sombrilla y a la playa, pero… hay que pagar entrada.

Quienes busquen un poco más de acción están de enhorabuena, en el próximo Estret de les penyes se organizan todo tiempo de actividades como barranquismo y dispone también de una amplia zona de baño menos concurrida que Les Fonts.

 

2. Las pozas del río Clariano

piscinas naturales en alicante

Una erosión muy similar en la roca calcárea es la que a lo largo de los siglos ha ido excavando el río Clariano en las proximidades de Ontiyent (Valencia), para que la naturaleza creara uno de los parajes fluviales más ricos y variados de toda España.

El río nace allí mismo y es, precisamente, en su nacimiento donde cuenta con hasta 6 pozas consecutivas, cada una con su nombre, de perfiles redondeados y finas láminas de agua: Pou Clar, Pou dels Esclaus, Pou Gelat, Pou de la Reixa, Pou Fosc y Pou dels Cavalls.

No sólo son una excelente zona de baño sino que además, son el punto de partida hacia excursiones como la que lleva a Pineda de Galindo, un excelente lugar para merendar y descansar a la sombra de uno de los muchos pinos que la pueblan.

3. El Salt l’Alcoià

Y es que el poder del agua puede ser en ocasiones hipnótico y, sobre todo, desestresante, y eso es lo que sucede El Salt l’Alcoià (Alcoy, Alicante). ¡Ojo, que no es una zona de baño! Pero entre chapuzón y chapuzón nada mejor que dejarse sorprender por la fascinante fuerza de la naturaleza.

El Xorro de El Salt, como también se le conoce, es la espectacular cascada del río Barxell en las proximidades de Alcoy. Tan espectacular como fugaz, la naturaleza es tan caprichosa que sólo está activo unos meses al año aunque precisamente ahora cuando se han derretido las últimas nieves se muestra en todo su esplendor. Es otro de los lugares para visitar en Alicante que no deberías perderte.

En las proximidades también se encuentra el Yacimiento de El Salt, uno de los mejor conservados y documentados poblados ibéricos.

 

4. El salto del río de la Torre

piscinas naturales en alicante

Muy cerca en Xixona (Alicante) encontramos otro salto en el que el agua sí que fluye durante todo el año en un paraje de gran belleza en la que es la auténtica protagonista. Para refrescar el ambiente.

El paisaje lo preside el salto de agua de 20 metros del río de la Torre que contrasta desde la altura con los terrenos áridos de los alrededores y que forma al caer bucólicas pozas en las que sumergirse es casi una obligación invitados por la exuberante vegetación que las rodean.

Lagos con peces, cangrejos y hasta tortugas, rutas verdes por caminos señalizados, merenderos en verdes praderas… ¡Todo un paraíso para descansar en el interior de Alicante!

 

5. El Barranco de la Encantada

Entre las montañas de Alcoy, muy cerca del Pantano de Beniarrés se encuentra otro lugar mágico que te invitamos a descubrir. El agua suele fluir todo el año, y es un lugar muy tranquilo para pasar el día.

El acceso es bastante sencillo, desde la localidad de Planes, y tiene unos pocos lugares para aparcar el coche en el borde de la carretera. Un buen descenso en una escalera casi natural te asegurará una experiencia fabulosa cuando estés bañándote en esta piscina natural en mitad de la montaña. No está indicada para bajar con coches de bebés.

 

 

6. Las piscinas naturales Juan Aparicio

piscinas naturales en alicante

Piscinas naturales Juan Aparicio (Torrevieja, Alicante): Aunque en el título de este post se había dicho que no se iba a pisar la playa, tiene un poco de truco. Lo que no se va a hacer es pisar la arena porque si uno está en Alicante es casi imposible resistirse a las aguas del Mediterráneo.

La remodelación del Paseo Marítimo de Torrevieja y la incorporación de espigones de piedra crearon una zona tranquila para el baño y sin oleaje entre la Playa del Cura y el Espigón de Levante, donde se encuentra el monumento al Hombre del Mar, que se intercala con pequeñas playas de arena.

Lo mejor son la cantidad de chiringuitos que se concentran en la zona para poder relajarse completamente.

 

¿Conoces algún otro lugar que tengamos que descubrir?