Viajar por España en 7 películas

El cine es una de las mejores formas de viajar. En algunas películas, el lugar en el que transcurre la acción no es más que un escenario sin ninguna importancia, pero en otras se convierte en un personaje más. Si ese lugar es además real, algo que podemos visitar y recorrer con nuestros propios pies, se añade una especie de magia extra. El cine ha utilizado muchas veces ciudades españolas como marco, dándole al largometraje un algo que no podría haber dado otra ciudad. ¿Quieres algún ejemplo para tus próximos viajes? Te contamos cómo viajar por España en 7 películas:

1. Vicky, Christina, Barcelona (Barcelona) 

Fue uno de los comentarios más extendidos entre la gente que vio la película de Woody Allen: además de todas sus otras cualidades cinematográficas, Vicky, Cristina, Barcelona era una especie de publirreportaje de la Ciudad Condal, especialmente en sus primeros minutos. Si tienes pensado visitar Barcelona próximamente, eso sí, esta película es casi imprescindible para entrar un poco en materia y hacerte una idea de lo que vas a ver (suponiendo, claro, que no lo supieras ya).

2. Carmen (Sevilla)

Vicente Aranda llevó la ópera de Bizet a la gran pantalla en 2003. No era la primera adaptación que se hacía de ella al cine, pero sí la más reciente. Protagonizada por Paz Vega y Leonardo Sbaraglia, la película, como la ópera, tiene Sevilla como una de sus protagonistas. El edificio de la Universidad de Sevilla aparece como lo que era hace muchos años: la fábrica tabacalera en la que trabajaba Carmen. La película fue rodada también en Córdoba y Ronda.

3. La noche que dejó de llover (Santiago)

Esta joya desconocida del año 2008, dirigida por Alfonso Zarauza y protagonizada por Luis Tosar, transcurre en las calles empedradas y mojadas de Santiago de Compostela. Como su título indica, la parte más importante de la película tiene lugar una noche en la que ya no llueve, haciendo que la oscuridad y la neblina (esa sí está) conviertan a Santiago en una ciudad inquietante, llena de misterios en cada callejón.

4. Pagafantas (Bilbao)

Pagafantas, esa comedia de Borja Cobeaga protagonizada por Gorka Otxoa, fue rodada íntegramente en Bilbao y la presencia de la ciudad es tan importante que en la versión DVD de la película se incluye un documental sobre ella. El Bilbao de Pagafantas es el Bilbao renovado, lejos de las imágenes que aparecían en otras películas que se centran en otras épocas, como La máquina de pintar nubes.

5. El día de la bestia (Madrid)

Vale, vale, el Madrid que se ve en El día de la bestia posiblemente no sea el que luego vas a ver si visitas la capital en persona, pero la ciudad no deja de ser importante en la película. Se trata de un Madrid pre-apocalíptico, lleno de vandalismo y delincuencia, en la víspera de que en teoría el Anticristo nazca en la ciudad el día de Navidad. ¿Dónde nacerá? En algún lugar de Madrid, que al final resulta ser la Puerta de Europa, entre las dos torres KIO.

6. La luz prodigiosa (Granada)

¿Sobrevivió García Lorca a su fusilamiento? Eso es lo que de alguna forma defiende esta película: el poeta podría haber sido dado por muerto y abandonado, recogido por un pastor y cuidado por una monja. Él ha perdido la memoria, pero la empieza a recuperar años después, en los 80, en Granada, donde sobrevive como mendigo. ¿Será él el famoso Federico García Lorca?

7. Solo se vive una vez (Pamplona y otras)

¿Cómo se ve España desde fuera? Esta película, superproducción de Bollywood rodada en buena parte aquí. La película cuenta el viaje de tres amigos indios a España, en el que recorren el país (lleno de tópicos, claro) y aprenden a aceptarse unos a otros. Pasan por Andalucía, por la Tomatina de Buñol (que fue recreada especialmente para la ocasión) y por Pamplona, donde por supuesto son los San Fermines. Vale la pena verla para una extraña mezcla entre lo indio y lo español.

¿Has visto alguna de estas películas? ¿Qué otras se te ocurren?