Mallorca en 5 mercados

A la hora de viajar, todos tenemos nuestros pequeños ritos y preferencias. Hay quien nunca se pierde los museos de la ciudad, los que siempre quieren visitar las librerías, los que hacen rutas por cementerios y los amantes de la vida local. Si eres de estos últimos seguro que sabes la importancia que tienen los mercados a la hora de saborear lo que es un pueblo o una ciudad de verdad. Es donde ves a la gente mezclarse, donde observas cuáles son los productos más populares, donde lo tradicional se mezcla con las rutinas diarias.

Si vas a ir a Mallorca próximamente (para, por ejemplo, correr la Ultramallorca o hacer la Mallorca312) y quieres alejarte del mundo turístico y adentrarte en el día a día de sus habitantes, nada como ir a un mercado. ¿A cuál? Aquí tienes 5 sugerencias de lugares que no te dejarán indiferente.

– Mercado de Santa María del Camí

A unos 10 minutos en coche de Palma de Mallorca se encuentra Santa María del Camí, donde todos los domingos se celebra uno de los mercados más animados de la isla. Encontrarás un poco de todo, desde puestos con alimentos como embutidos o verduras, hasta cerámica típica de la zona. Lo más destacable, no obstante, es su mercado ecológico: desde 2008, unos doce productores ofrecen sus productos ecológicos: hortalizas, verduras, legumbres, confituras, pan, productos cosméticos, etc. Pionero en la isla y todo un imprescindible para interesados en el tema.

– Mercado de Alcúdia

Alcúdia
Foto: Morfheos

Otro mercado muy popular y concurrido de la isla es el de Alcúdia, en el que puedes encontrar casi cualquier cosa: desde alimentos hasta souvenirs, pasando por ropa, artículos hippies y hasta productos africanos. Todos los los martes y domingos por la mañana el mercado toma gran parte del casco histórico del pueblo, cerca de las murallas y de la ciudad romana de Pollentia, por lo que supone también la excusa perfecta para visitar la bonita localidad.

– Mercado del Olivar (Palma)

Mercat de l'Olivar
Foto: MollySVH

Aquí será donde te encuentres más turistas, pero no por ello deberías dejar pasar la ocasión de visitar este mercado de Palma. Con más de 60 años de historia desde que se inauguró el edificio, poco a poco las cosas están cambiando para adaptarse a los nuevos tiempos, como ya pasa en otros mercados del país: además de los clásicos puestos de siempre (mucho pescado y marisco, embutidos y verduras), se va abriendo camino una nueva generación de comerciantes que enfocan sus puestos hacia el consumo in situ y el tapeo. ¡Tiene hasta un sushi bar!

– Mercado de Artà

Arta, Mallorca
Foto: Rinaldo Wurglitsch

Este pequeño mercado ocupa una plaza en Artà todas las mañanas de martes y es perfecto tanto para comprar como para pasear y curiosear. Con muchos puestos dedicados a la artesanía (collares, cerámica, joyería, decoración, etc.), además de ropa y plantas, el mercado ofrece en su parte cubierta la parte más tradicional con los puestos de verduras, panes artesanos, aceitunas, pescado, etc. Si vas con tiempo, no te pierdas tampoco las calles adyacentes al mercado cubierto, donde verás bastantes puestos de venta de animales casi de todo tipo. Por si necesitas más incentivos, el verano pasado el mercado fue visitado ni más ni menos que por la Reina Sofía… ¿y si te la encontraras?

– Mercado de Sineu

Sineu
Rainer Rogowski

Para mercados de animales, no obstante, el de Sineu es el que debes visitar. Se trata de uno de los mercados más clásicos de Mallorca (con frecuentes visitas organizadas para turistas) debido principalmente a que, además de hortalizas y frutas, se venden animales y mucho calzado artesanal. Todos los miércoles, un galpón de la Plaza del Mercado se convierte en una especie de zoo en el que es posible contemplar algunas de las principales razas autóctonas de las Baleares. Con más de 700 años de historia, es también uno de los mercados más antiguos de Mallorca.

Foto de portada: GillyBerlin