8 estaciones de tren que visitar cogiendo un coche

Las estaciones de tren nacieron como centro de transporte de las ciudades antes de la generalización del coche, un lugar que visitabas exclusivamente si ibas a coger ese medio de transporte o a recibir a personas que llegaban usándolo. Eran lugares importantes en los que las ciudades (o pueblos) invertían: si es el primer sitio que va a ver una persona que llegue nueva, mejor que sea bonito, parecían pensar.

Gracias a ese pensamiento ahora el mundo está lleno de estaciones de tren preciosas que se pueden visitar aunque nos estemos moviendo en coche, solo para ver y admirar el edificio, al igual que hacemos visitando iglesias sin asistir a las misas o entrando en museos de los que nos interesan más las paredes que lo que hay en ellas. ¿Qué estaciones tenemos más a mano? Estas son las 8 estaciones de tren más bonitas de España.

1. Estación de Bilbao-Concordia (o estación de Santander, pero en Bilbao)

Estación de La Concordia
Foto: Fernand0

Se trata de un edificio modernista construido en 1902, con un gran rosetón en la fachada. Uno de los grandes ejemplos de la Belle Époque bilbaína. Al estar situada a orillas de la ría del Nervión, pero elevándose sobre ella ofreciendo una especie de balcón sobre el Casco Viejo de Bilbao, es bastante protagonista.

2. Estación de Atocha (Madrid)

Foto: marcp_dmoz
Foto: marcp_dmoz

Por supuesto, no se puede hacer una lista de estaciones de tren bonitas en España sin incluir Atocha. Lo que empezó como un simple embarcadero en 1851, fue ampliándose poco a poco hasta tener que añadir la nave central con la cubierta metálica (construida en Bélgica), diseñada a finales del siglo XIX. Desde la remodelación de 1992, esta antigua terminal se convirtió en vestíbulo-jardín, un gran invernadero tropical que es ahora el mayor atractivo de esta estación (y no los trenes).

3. Estación Internacional de Canfranc (Huesca)

Estación de Canfranc
Foto: a_p_rodrigo

Inaugurada en 1928, está declarada Bien de Interés Cultural. Es un edificio inspirado en la arquitectura palaciega francesa del siglo XIX, con muchos elementos clasicistas. La mezcla de hormigón, piedra, hierro, cristal y las cubiertas de pizarra, y el interior luminoso y elegante, hacen que sea una razón perfecta para visitar la localidad de Canfranc. Ha sido escenario de muchas palabras y hasta se dice (pero es falso, desgraciadamente) que algunas escenas de Doctor Zhivago fueron rodadas aquí.

4. Estación de Toledo

Estación de Toledo
Foto: marcp_dmoz

Con su arquitectura de estilo neomudéjar, la estación de tren de Toledo llama la atención a cualquiera que pase por delante. Pero no te quedes en el exterior, porque por dentro tampoco decepciona: una nave central y dos laterales más bajas, todo decorado con arcos polibulados. La estación fue inaugurada en 1919 y fue muy polémica en su momento por su estilo tan poco clásico.

5. Estació del Nord (Valencia)

Estació del Nord de Valencia
Foto: Jaume Meneses

Un edificio de estilo modernista, fuertemente influido por la corriente de la Secesión de Viena (Otto Wagner, en particular). A este estilo suma elementos del gótico perpendicular inglés e inicios de racionalismo, además de incluir temática más local: una fachada con motivos vegetales, naranjas y flores de azahar, además del escudo de la ciudad. Inaugurada en 1917.

6. Estación de Zamora

Estación de tren de Zamora
Foto: Outisnn

Tardó en construirse treinta años (empezó en 1927, se inauguró en 1958), pero tienen excusa porque les pilló la guerra (y la posguerra) por el medio. Al menos el resultado está a la altura: de estilo neoplateresco. Construida con piedra dorada de Villamayor, llama la atención con su fachada de 88 metros de longitud, torres cuadradas y soportales.

7. Estación de Jerez de la Frontera (Cádiz)

Estación de Jerez de la Frontera
Foto: Olga Berrios

Hay bastantes dudas y contradicciones respecto a su origen, empezando por el arquitecto que la diseñó: se le atribuye a Aníbal González, pero hay quien cree que no puede ser así porque murió en 1929 (y la estación se construyó entre 1928 y 1930). La arquitectura de la estación combina estilo renacentista con elementos mudéjares.

8. Estación de Almería

Estación de Almería
Foto: LaMons

Hablamos de la estación original, la histórica de Almería, inaugurada en 1893. Se nota que era la época de fascinación creada por la Exposición Universal de París (cuatro años antes). Con su arquitectura modernista cuenta con estructuras de hierro y vidrio, diseñada por el francés L. Farge. Está en desuso desde el año 2005, y muchos locales se quejan de que se está dejando que se caiga a trozos al no estar siendo cuidada.

¿Conoces alguna otra estación de tren de esas en las que los trenes son lo de menos?

Foto portada | Juan Andrés López