gato en adopcion

Un gato en adopción: Opel encuentra su hogar

¿Alguna vez has pensado adoptar un cachorro? ¿Quién dijo que las empresas de alquiler de coches no pueden entrañar historias inspiradoras?

Hace unos días, en nuestra oficina de Málaga, nuestro cliente Artak Vardanyan encontró un gatito de tan solo un mes escondido en el motor de su coche Goldcar y decidió adoptarlo, poniéndole Opel como nombre.

Nada más saber que se convertirían en compañeros inseparables, Artak se puso en contacto con nosotros para contarnos su historia y hoy queremos compartirla con todos vosotros, como un ejemplo inspirador para todas las personas que se han planteado adoptar una mascota alguna vez. ¡Os contamos como sucedió todo!

Artak  vive en España y, desde hace varios años, trabaja en un hotel familiar. Recientemente, había vendido su coche y necesitaba un vehículo para ir a trabajar, ¡así que decidió alquilar un coche con Goldcar durante 28 días, hasta que se hiciera con uno nuevo!

Durante las pasadas semanas, Artak y sus compañeros de trabajo del Hotel empezaron a oír el maullar de un gatito que provenía del almacén.

Al principio pensaron que se trataba de la mascota de algún vecino y no le dieron importancia, pero con el paso de los días el maullar empezó a ser constante, y Artak empezó a poner un poco de atún y comida para gatos cada noche en el almacén.

El día 19 de noviembre, antes del cierre, recibió una llamada de su compañero de trabajo, que decía haber oído ruidos en el motor del coche Goldcar. Artak nos cuenta que cuando acabó su jornada, lo primero que hizo fue dirigirse al almacén para abrir el capó.

No sabe si fue por casualidad o porque el gatito sabía que era él quien le ponía comida, el caso es que al abrir el capó encontró sus dos ojitos asomándose entre las piezas del motor de su coche.

gato en adopcion

Al principio se resistía a salir, así que llamó a su madre, que también trabaja en el hotel, para conseguir tranquilizarlo y cogerlo sin hacerle daño.

Nos cuenta Artak que lo primero que pensó fue que entre los 20 coches que habían aparcados, eligió justamente el suyo, como su supiese que él iba a cuidarle y darle un hogar. Desde entonces supo que ese gatito y él compartirían hogar y decidió llamarlo Opel, como la marca del coche en el que se escondió aquella noche.

Un gato en adopción

En cuanto a la decisión de adoptar el cachorro, Artak no dudó ni un segundo en hacerlo: lo envolvió en una toalla para mantenerlo calentito, esperó a que parase de temblar y lo llevó a casa… ¡no sin antes recorrerse el hotel de abajo a arriba, para compartir la noticia con sus compañeros!

cachorros en adopcion

Al llegar a casa, toda la familia se quedó asombrada… ellos,que también trabajan en el hotel Boutique El Tiburón, habían oído los maullidos, pero no se esperaban que fuesen de un gatito tan pequeño y sin familia, así que lo acogieron con los brazos abiertos en la suya.

Fue una gran sorpresa para todos, incluso para el perro, que al principio gruñía un poco, ¡pero ahora se han hecho amigos!

El resto de la familia nos cuenta que la adaptación fue un poco difícil, ya que Opel estaba asustado, pero con el paso de los días, dándole comida y bañándolo con agua calentita se fue adaptando a la perfección: ‘’se porta muy bien, le encanta jugar y está encantado con su nuevo hogar’’.

En Goldcar no solo creemos que las historias como ésta merecen ser compartidas, también deben ser apoyadas, como hicieron la familia y compañeros del hotel de Artak.

Por nuestra parte preguntamos a nuestros compañeros cuál sería la mejor manera de premiar este gesto altruista y finalmente, hemos decidido regalarles un lote de comida de gato para un año.

¡Esperamos que Opel siga creciendo sano en su nuevo hogar!

pd: este invierno acordaros de revisar los capos de los coches antes de arrancar en aquellas zonas donde las temperaturas sean muy bajas.