Consejos para viajar en coche de alquiler por Cancún y Riviera Maya

Cruzamos el charco y nos vamos a Cancún, un paraíso para los amantes de las playas de arena fina, aguas transparentes, snorkel de película y cenotes mágicos.

Aunque en muchas ocasiones viajar a Cancún supone hacerlo con un paquete cerrado, te proponemos un plan diferente: alquilar un coche en el aeropuerto de Cancún y recorrer la zona a tu aire.

La ruta perfecta empieza en Cancún y finaliza en Punta Allen, unos 140km de carretera junto a la playa. En este recorrido puedes hacer paradas en Puerto Morelos, el Cenote Azul y el Cenote Dos Ojos, la Playa Paraíso de Tulum, la reserva de Xcacel-Xcacelito, etc.

Pero antes de preparar la ruta, seguro que tienes dudas sobre cómo alquilar un coche de en Cancún. En Goldcar te damos los mejores consejos para alquilar un coche en México y que todo salga perfecto.

  1. Distancias

Como has visto, las distancias en esta ruta no son muy largas. El total del recorrido entre Cancún y Punta Allen son unos 140km. Podrás hacer este viaje en una semana o 10 días.

  1. Alojamientos

Ya que vas a hacer un viaje en coche de alquiler por Cancún y Riviera Maya, nuestro consejo es que busques varios alojamientos en tu ruta. Puedes empezar alojándote en Cancún y conocer la zona, en Playa del Carmen y en Tulum, por ejemplo.

  1. Las carreteras

En la península de Yucatán las carreteras son de dos tipos: de cuota o libres. Las de cuota son con peajes y las libres no se pagan.

En el caso de la ruta entre Cancún y Mérida si puedes elegir entre uno u otro tipo de vía.

Para ir desde Cancún hacia Tulum se coge la Carretera Federal 307, una de las vías más transitadas de Yucatán. Recorre los principales puntos turísticos así que está bien señalizada.

También es importante señalar que las carreteras secundarias no están iluminadas. En los alrededores de zonas rurales suelen transitar personas en bicicleta o andando. Por eso, si no conoces bien la zona lo mejor es que evites conducir de noche.

  1. Badén o topes

Cuando circulas por carreteras libres, a menudo pasan por pueblos. Y a fin de que los conductores reduzcan su velocidad en zonas con tránsito de peatones, se han colocado badenes o topes.

  1. Controles de carretera

En México se conocen como retenes y son habituales y rutinarios. Con seguir las indicaciones que te den, es más que suficiente.

  1. Clima y conducción

Si vas a viajar en coche de alquiler por Cancún y Riviera Maya, y por México en general, entre los meses de abril y octubre, debes saber que el asfalto se calienta mucho. Aunque en Goldcar te entregaremos el coche puesto a punto, revisa tus neumáticos durante la ruta y, si notas algo extraño, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

De lo contrario, si viajas en época de lluvias, también te recomendamos revisar el parabrisas. Las lluvias suelen ser intensas y muy concentradas.

  1. Gasolineras

En esta ruta no tendrás problema para encontrar gasolineras. Si decides viajar con tu coche de alquiler por zonas más rurales, te recomendamos que lo hagas con el depósito lleno, por si acaso.

La empresa de gasolina en México es PEMEX, es la compañía nacional. Podrás pagar con tarjeta aunque se recomienda hacerlo en efectivo.

  1. Aparcamiento

En cuanto al aparcamiento, debes tener en cuenta varias cosas. En primer lugar, si hay una línea roja o amarilla en la acera, está prohibido aparcar. En las grandes ciudades hay aparcamientos privados, donde el coche estará más seguro que en la calle. Dependiendo del alojamiento en el que pases la noche, también tendrá parking.

Como ves, hacer una ruta en coche de alquiler por Cancún y Riviera Maya es muy sencillo. Si tu próximo destino es México, ¡no te lo pienses y prepárate una ruta personalizada y a tu aire!

Las 10 mejores calas de Ibiza

En Goldcar ya tenemos la vista puesta en el verano y últimamente solo pensamos en sol y playa. La semana pasada te preparamos una lista de cosas que hacer en Mallorca y esta nos vamos a su vecina Ibiza.

 

Hoy os proponemos las que, según el equipo de Goldcar, son las 10 mejores calas de Ibiza.

Para ir en busca de las mejores calas de Ibiza es necesario alquilar un coche. La isla es pequeñita pero no tanto como Formentera. Os será muy práctico contar con un coche para moveros de un lado a otro y parar en todas las calas de esta lista:

 

  1. Playa d’en Bossa: esta no es la típica cala desierta. Es la playa más larga de Ibiza y normalmente está llena de gente joven. Se pueden realizar muchas actividades acuáticas, hay restaurantes y también discotecas como Bora Bora.

  1. Cala Salada y Cala Saladeta: Es de las mejores calas de Ibiza y de España. Muchos locales la prefieren porque los turistas internacionales suelen quedarse en otras playas. Es una cala pequeña y arenosa y justo al lado se encuentra Cala Saladeta, aún más pequeña y hermosa. Por sus aguas cristalinas, estas dos calas son perfectas para hacer snorkel.

Un consejo: si viajas en coche de alquiler, puedes llevar contigo tu propio equipo de snorkel. Así no tendrás que alquilarlo allá donde vayas.

 

  1. Cala d’en Serra: En Sant Joan de Labritja se encuentra una de las calas con más encanto de Ibiza. Un paisaje prácticamente virgen, aguas transparentes y pocos turistas. Cuenta con aparcamiento donde podrás dejar tu coche y, tras unos metros caminando, encontrarás el paraíso.

  1. Sa Caleta: esta playa se encuentra en un pequeño acantilado y es ideal para familias. Una playa tranquila pero que suele llenarse bastante rápido. No obstante, vale la pena llegar bien pronto y plantar la sombrilla para disfrutar de sus aguas transparentes.

 

  1. Cala Conta: la playa en sí es de unos 800 metros de largo pero cuenta con dos laterales rocosos. En uno de los extremos de esos laterales hay una playa arenosa mucho más tranquila. Aguas tranquilas, transparentes y muchos pececillos. Además desde esta cala se puede disfrutar de un magnífico atardecer.

  1. Cala d’Hort: Playa estrechita y de aguas tranquilas. Aquí hay una antigua cantera conocida como Atlantis. De ella sacaron la piedra para construir Dalt Vila, la antigua ciudad amurallada de Ibiza. Los agujeros que quedaron de la extracción de roca crean piscinas naturales espectaculares.

 

  1. Cala Xarraca: en el norte de Ibiza encontramos esta íntima calita de unos 70 metros de longitud. Está a unos 5km de San Juan. Además, al parecer esta cala es de los mejores lugares de la isla para bucear. ¡prepárate para descubrir el mundo marino ibicenco!

 

  1. Cala Gracioneta: una de las mejores calas para bañarse por sus aguas tranquilas y seguras. Es una cala que no está muy urbanizada y tampoco hay demasiados turistas. Perfecta para familias y si buscas algo de privacidad.

  1. Es Cavallet: Está en la reserva natural de Ses Salinas y, como tal, es una playa no urbanizada. Es considerada como una de las mejores playas nudistas de España.

Suele visitarla mucha gente, por lo que te recomendamos que vayas pronto si quieres encontrar sitio en el aparcamiento.

Esta playa podría dividirse en tres espacios. El primero es la zona más VIP con restaurantes frecuentados por famosos. La segunda zona es totalmente nudista, y la tercera, una playa gay.

 

  1. Benirrás: Aunque es una de las calas más conocidas, también es una de las mejores calas de Ibiza. Para llegar hay que cruzar una carretera preciosa rodeada de colinas y valles. La verdad es que conducir en Ibiza es una gozada.

El atardecer en esta playa es de los más especiales. Aquí se reúnen muchas personas con sus tambores para tocar mientras se pone el sol. Una experiencia única que se ha visto afectada por la alta afluencia de gente. Todo el mundo quiere disfrutar de uno de los mejores atardeceres de Ibiza.

 

¿Qué te ha parecido la propuesta?  ¿Vas a viajar pronto a Ibiza? Si lo haces, no te olvides de tu coche de alquiler para poder conocer las mejores calas de Ibiza. Pero sobre todo, ¡no dejes de compartir tu experiencia con nosotros en Facebook, Twitter e Instagram!

Qué hacer en Mallorca

Si estás preparando tu próxima escapada y solo puedes pensar en sol y playa, tenemos la respuesta. Desde Goldcar te proponemos un montón de cosas que hacer en Mallorca que harán que quieras viajar allí ahora mismo.

Mallorca es el destino perfecto para cuatro o cinco días de desconexión. Te proponemos una parada en Palma de Mallorca y un roadtrip en coche de alquiler. Así podrás pararte en los pueblecitos y calas más encantadores y en los miradores más ‘instagrameables’.

Si quieres alquilar un coche en Mallorca, en Palma tenemos dos oficinas. Una se encuentra en el aeropuerto y la otra, en el corazón de Palma. Para que puedas elegir dónde empezar la ruta que te proponemos.

 

  1. Palma de Mallorca

Si viajas a Mallorca, probablemente esta será tu primera parada. La verdad es que es una ciudad para pasearla. Visita la Seu, la inmensa Catedral de Palma. Callejea por su barrio judío, por el barrio de la Lonja y por el paseo marítimo. Y no te pierdas el museo de arte contemporáneo Es Baluard. Aunque no entres, las vistas desde el patio delantero son fantásticas, especialmente al atardecer.

En Palma tampoco puedes dejar de probar una ensaimada en Ca’n Joan de S’aigo, uno de los lugares más tradicionales en los que degustar estre típico dulce.

 

  1. Haz una ruta por las mejores playas y calas

Esta es una de las principales razones por las que necesitarás un coche de alquiler en Mallorca. Si quieres recorrer todas y cada una de las playas para saber cuál es la mejor, tendrás que hacerlo en tu propio transporte.

Te recomendamos la Playa del Arenal, Cala Major, Cala Estancia, la Cala del Moro y la Playa del muro. Estas son algunas de las favoritas del equipo Goldcar pero, ¿cuál es la tuya?

 

  1. Hacer deportes acuáticos

Además de tirarte en la toalla a tostarte al sol, puedes aprovechar para hacer deportes acuáticos. Las aguas transparentes de Mallorca son perfectas para hacer snorkel o buceo, por ejemplo. Y siendo aguas muy tranquilas, también puedes aprender a hacer paddle surf.

 

  1. Haz una ruta de senderismo

Si hay algo que debe estar en tu lista de cosas que hacer en Mallorca es una ruta de senderismo. La Sierra de Tramuntana es perfecta para hacer alguna excursión. Te recomendamos especialmente Valldemossa, un pequeño pueblecito de calles empinadas y estrechas situado en plena sierra.

También puedes hacer un trekking por la zona de Esporlas y Puigpunyent. Estas rutas suelen pasar por alguna cala y es la forma perfecta de refrescarse mientras haces deporte.

 

  1. Las Cuevas mallorquinas

Si te gusta la espeleología, Mallorca es tu sitio. Hay muchas cuevas visitables en la isla y no puedes perderte, al menos, una de ellas. Las más famosas son las Coves del Drach, y dels Hams, que se encuentran en Manacor. Pero hay muchas más: las de Artà, en Capdepera, las del Campanet, la Cueva de Orient, etc.

 

  1. Visitar Pollença

Ciudad fundada por los romanos, Pollença está al norte de Mallorca. En Pollença tienes que visitar la ermita conocida como ‘El Calvario’ y el puente romano. Este puente no data de la época romana si no que se construyó en el siglo XIX a imagen y semejanza de los puentes romanos.

También te recomendamos el Puerto de Pollença, con un largo paseo marítimo y amplias playas.

 

  1. Visitar Andraxt

Otro de esos pueblecitos con encanto en Mallorca. En Andratx abundan las calitas, los acantilados y cuenta con cuatro islotes. De esos cuatro islotes, destaca El Parque Natural Sa Dragonera.

Si puedes hacer que tu viaje coincida con alguna de sus fiestas, no te arrepentirás. Aunque Andraxt se llena hasta la bandera, la procesión marinera de Sant Pere el 29 de junio y la de la Virgen del Carmen el 16 de julio son todo un espectáculo lleno de tradición.

 

  1. Probar todos los platos típicos

Si hay algo en una lista de cosas que hacer en Mallorca que no puede faltar, es probar su gastronomía. Ya te hemos hablado de las ensaimadas, pero eso no es todo. El queso, la sobrasada, coca de patata, y un largo etcétera. La gastronomía mallorquina es todo un placer para los sentidos.

 

Y ahora, ¿a qué esperas para poner rumbo a la isla? Con esta lista de cosas que hacer en Mallorca la planificación del viaje será mucho más sencilla.

 

Estamos deseando ver tus fotos en esas calas de ensueño, viendo puestas de sol de película y cogiendo un par de quilos a base de los platos mallorquines más ricos. ¡Buen viaje!