Dulces de Navidad

Ruta por los sabores más dulces de la Navidad: De Soto a Media Sidonia

Navidad dulce Navidad. Sin duda, la Navidad sabe a almendra, miel y azúcar. Dulce, muy dulce pero para eso España es el segundo mayor productor del mundo de este fruto seco que es la base de muchos de los postres más navideños. De hecho la tradición del Calendario de Adviento para que los niños hagan el conteo de los días que faltan para navidad se acompaña de dulces y chocolates…

Curioso que la mayoría de recetas con las que se elaboran todos estos dulces sean de origen… ¡árabe! Sí, como suena aunque ellos no la celebren. Tan arraigada ha estado siempre la huella de Al Andalus en la Península Ibérica que acabaron por introducirse en las mesas de la celebración más familiar del año y lo hicieron en la forma de infinidad de dulces.

Buscando de Norte a Sur los mejores dulces de Navidad

Comenzamos nuestra ruta en Soto en Cameros (La Rioja).  Mazapán hay de muchas clases y muchas variantes como los que se elaboran en Toledo o el muy conocido pan de Cádiz, pero el de Soto es de los más apreciados. De Origen árabe, por supuesto, escondido también en un Convento de las Siervas de Jesús hasta 1870 cuando Sor Purificación Redondo Tejada cedió el secreto a su hermano.

dulces de navidad

Se diferencia de otros mazapanes por su textura, su sabor en el que se aprecia una pequeña porción de almendra amarga, esencia de limón, y azúcar, y por su acabado final, el del jarabe dulce tostado.

En nuestro viaje hacia el sur paramos en Utebo (Zaragoza) para degustar el guirlache que es el turrón de Aragón. Almendra, azúcar, y poco más. Su historia también es curiosa ya que aunque es una receta de origen hispanoárabe ha llegado a las despensas españolas desde… ¡Francia! Sí, así es.

dulces de navidad

Su popularización hace más de 200 años se debe al nougat provenzal que se prepara con nueces, almendras y miel.

De paso por Madrid se debe probar la tradicional sopa de Almendras. ¡El dulce de Navidad que se toma de primer plato, caliente y con cuchara! De origen morisco, que ha llegado a las mesas de Navidad a través de los conventos, se cocina en recipiente de barro, se compone básicamente de leche y de almendra molida y se sirve con cáscara de limón y canela.

 

Tomelloso (Ciudad Real) En el corazón de la patria de Don Quijote, entre molinos que parecen gigantes y los quesos más famosos del mundo, se esconden los también populares roscos de vino y anís de los que ya daba buena cuenta el bueno de Sancho.

Pequeñas rosquillas a cuya masa además de harina, azúcar, ralladura de limón, ajonjolí o semillas de sésamo y aceite de oliva, se añade una cierta cantidad de vino y aguardiente que suele ser más que generosa. Para endulzarlas un poco más se decoran con azúcar en polvo. Otra dulce tradición.

dulces de navidad

La llegada de la Navidad en Murcia se ve antes en los escaparates de las pastelerías que en las luces de las calles y los precisamente los cordiales los que se encargan de anunciarla.

Delicias de almendra y cabello de ángel o de dulce de calabaza, según variantes, se trata de una masa muy dulce sobre dos obleas y horneada con esmero. Para la elaboración de este postre creado, como tantos otros, en los hornos de un convento, también se emplea azúcar, huevos y ralladura de limón.

Una recomendación, no dejarlos en la despensa, al ser un dulce húmedo conviene comerlos cuánto antes, y no será difícil porque son una irresistible tentación.

Llegamos a Estepa (Sevilla): Uno de los clásicos de la Navidad en España, y si no prueba a decir polvorón con uno entero dentro de la boca, se elabora en esta localidad sevillana.

dulces de navidad

El origen de polvorones y mantecados se remonta a las épocas de excedente de cereal y trigo del s.XVI con el que se elaboraban tortas, pero la diferencia no llegó hasta 1870, cuando las secaron para transportarla a localidades próximas. Sólo en Estepa hay más de 30 empresas que los elaboran, entre ellas La Estepeña, y el aroma sus hornos se puede disfrutar por las calles.

La localidad también es conocida como el Balcón de Andalucía porque en días claros desde allí se pueden divisar Sevilla, Córdoba o Málaga. ¡Disfrute para los 5 sentidos!

Y finalmente terminamos nuestro recorrido en Medina Sidonia (Cádiz). Sin salir de Andalucía, la Navidad también tiene un sabor especial en Medina Sidonia.

Una pequeña ciudad medieval cuyos orígenes se remontan a tiempos de los fenicios y que es conocida por el Castillo de Torrestrella, sus tres Arcos (llamados de la Pastora, del Sol y de Belén), la iglesia visigoda más antigua del Sur de España y, por supuesto, también por sus alfajores de almendra.

dulces de navidad

Miel, almendras, avellanas, harina, pan rallado y especias para formar una masa que ya en tiempos de Al Andalus recibía el nombre de alajú de la palabra árabe al-hasú que significa relleno. Y así es el alfajor, un relleno de frutos secos con forma cilíndrica recubierto de almíbar y azúcar en polvo.

Para los que se hayan quedado ganas de más dulce, si eso es posible, y antes de que acabe la Navidad tampoco hay que dejar de probar el roscón de Reyes (Madrid), los pestiños (Extremadura), las tostadas o torrijas (Cantabria),  la intxaursalsa y el goxua (País Vasco) o los paparajotes (Murcia), entre otros. ¿Cuáles son los más populares en tu región? ¿Y tus favoritos? ¿Te apuntas a esta dulce ruta de Navidad?