fin de semana en alicante

Fin de Semana en Alicante: qué ver en 3 días

Un fin de semana en Alicante es una gran forma de conocer esta ciudad costera que pertenece a la Comunidad Valenciana, España.

Un ambiente indicado para hacer una escapada de fin de semana con los tuyos y desconectar en un cálido y agradable ambiente.

Un increíble fin de semana en Alicante

DÍA 1.

Si acabas de llegar a Alicante, lo mejor es que dejes tu equipaje en el hotel/apartamento y bajes al centro a dar un paseo para familiarizarte con la ciudad. Puedes ir al casco antiguo y visitar el Barrio de Santa Cruz. Es uno de los barrios más antiguos y tradicionales de Alicante y te transportará a un pueblo andaluz con mucho encanto.

Son casitas bajas bien cuidadas y cada una cuenta con una decoración distinta. Te encantará pasear por sus calles, pero ponte un calzado cómodo porque el terreno es elevado, tiene muchas escaleras y la única forma de acceder al barrio es andando. Una vez en la zona, aprovecha para visitar la Ermita de Santa Cruz y la Hermandad de la Santa Cruz.

 fin de semana en Alicante

Por la tarde, puedes visitar el Museo Arqueológico MARQ (Museo Arqueológico Provincial de Alicante).

Ofrece la posibilidad de conocer el método arqueológico de un modo atractivo y didáctico, ya que cuenta con recursos audiovisuales e interactivos. Tiene una sala de Prehistoria, de cultura ibérica y romana, de la Edad Media, Moderna y Contemporánea.

 Además, cuenta con una zona de exposiciones temporales. Si quieres saber más sobre el museo, puedes visitar su web oficial: www.marqalicante.com

Para acabar el día, te recomendamos un paseo por la Explanada de España. Pasearás sobre mármol de tres colores que figuran las olas del mar y que, junto con las palmeras y los bonitos edificios, le darán a tu paseo un toque colorido.

A un lado del paseo, tienes numerosos restaurantes y heladerías donde podrás parar a descansar y disfrutar de las vistas y del ambiente alicantino. Además, suelen montar pequeños puestos de mercadillo donde podrás comprar desde artículos de decoración artesanales, ropa o algún souvenir.

fin de semana en Alicante

 DÍA 2.

Alicante es una ciudad cálida y la temperatura media anual es de 18ºC. Así que, sea la estación que sea, un buen plan para hacer un sábado en Alicante es ir a la playa.  En este caso, te recomendamos ir la playa de San Juan usando tanto el trasnporte público como el tranvía. Tiene una longitud de 6.200 metros de arena fina y agua cristalina.

Es una playa perfecta para ir en familia, con amigos, con tu pareja o sólo. También puedes ir en coche y aparcar cerca. Eso sí, no lo dejes para muy tarde porque tardarás más en encontrar aparcamiento.

Si se te hace la hora de comer, debes probar una buena paella alicantina en alguno de los restaurantes que verás en el paseo de la playa o en alguno de los chiringuitos situados en la misma arena.

 fin de semana en Alicante

Después de la comilona y del día de playa, te recomendamos que visites el Castillo de Santa Bárbara donde podrás ver un precioso atardecer.

Es un castillo de la Edad Media que se encuentra en muy buen estado y tiene unas vistas prodigiosas que te dejarán boquiabierto/a. Podrás ver toda la ciudad de Alicante, desde la playa, el centro, el casco antiguo y los barrios de las afueras.

También puedes descansar y tomar un piscolabis en alguno de los restaurantes ubicados en el mismo castillo.

Para acceder al castillo, lo puedes hacer andando, en autobús o con tu propio vehículo. Si subes a pie, podrás disfrutar de un paseo por sus murallas e ir viendo cómo dejas atrás la ciudad. También dispone de un ascensor que está situado frente a la playa del Postiguet.

 fin de semana en Alicante

DÍA 3.

Lo mejor para acabar tu fin de semana en Alicante es dar un paseo por el puerto. Está al lado de la Explanada de España y es una zona concurrida, pero se respira un ambiente tranquilo; familias paseando, gente haciendo deporte, turistas… Además, se agradece la brisa que corre, ya que estamos cerca del mar.

 fin de semana en Alicante

Y si se te queda pequeña esta ciudad siempre puedes descubrir sus playas cercanas, su cultura, gastronomía o algunos de sus lugares menos conocidos